Asuntos de familia

Sadhguru analiza por qué formamos familias y cómo, cuando perdemos de vista estas razones, las familias se convierten en ataduras en lugar de vínculos de amor.
Family Matters
 

Sadhguru: Una vez, en una cena familiar, Shankaran Pillai anunció que se iba a casar. Todos preguntaron: «¡Qué! ¿Con quién te vas a casar?». 

Shankaran Pillai dijo: «Me voy a casar con Lucy, de nuestro vecindario». 

El padre dijo: «¿Qué? ¿Te vas a casar con esa terrible Lucy? Ni siquiera conocemos su parentesco». 

Su madre dijo: «¿Qué? ¿Te vas a casar con esa terrible Lucy? Ella no tiene herencia».  

El tío dijo: «¿Qué? ¿Te vas a casar con esa terrible Lucy? Ella tiene un pelo tan horrible». 

La tía intervino y dijo: «¿Qué? ¿Te vas a casar con esa terrible Lucy? Ella usa un maquillaje tan espantoso». 

El pequeño sobrino también puso su granito de arena y dijo: «¿Qué? ¿Te vas a casar con esa terrible Lucy? Ella no sabe nada de cricket». 

Shankaran Pillai se mantuvo firme y dijo: «Sí, me voy a casar con Lucy porque hay una gran ventaja».” 

«¿Cuál es?», preguntaron todos. 

«Ella no tiene familia».

¿Por qué formamos familias?

Cuando nace un niño, no está hecho en la medida en que están hechas otras criaturas. Necesita cuidado, entrenamiento y moldeado. Entonces surgió la necesidad de una familia. La familia es una base de bastante apoyo para que crezca un ser humano. Pero, para muchas personas, la familia no se convierte en un apoyo, se convierte en un obstáculo. No se convierte en un proceso edificante, se convierte en una forma de enredo, no porque la familia sea un problema, sino por la forma en que la sostienes.

 

La familia es hermosa solo cuando opera de cierta manera, de lo contrario puede convertirse en la cosa más terrible.

La familia es un ejemplo de cómo cualquier cosa que se crea para tu bienestar puede convertirse en una desventaja. Tú ves que esto sucede de muchas maneras diferentes. Por ejemplo, la riqueza debería haber sido bienestar, pero la mayoría de la gente la usa como veneno. La educación debería haber sido bienestar, pero las personas educadas son las que están destruyendo el planeta en este momento. Lo que se nos dio para el bienestar podría haber sido la mayor de las bendiciones, pero en cambio está amenazando la existencia misma de la raza humana. 

Del mismo modo, la familia, que debería haber sido un apoyo y un medio para el crecimiento propio, se ha convertido en un proceso de enredo y carga para muchos. La familia es hermosa solo cuando opera de cierta manera, de lo contrario puede convertirse en la cosa más terrible. 

La familia no es sobre el deber

Una familia no significa dependencia, es una cierta asociación que formaste. Las asociaciones son relevantes solo cuando las personas están dispuestas y van en una determinada dirección juntas. Si ambos socios están constantemente preocupados por el bienestar del otro, la asociación es significativa. Si todo se trata de ti, ya sea en términos de familia o en términos de profesión o en términos de espiritualidad, de cualquier manera, la asociación es irrelevante para una persona así. Si permanecen juntos van a crear un gran lío para ambas personas. 

No te quedas en una familia por deber. Te quedas en una familia porque hay un vínculo de amor que has formado.

No te quedas en una familia por deber. Te quedas en una familia porque hay un vínculo de amor que has formado. Si hay un vínculo de amor, nadie necesita decirte qué hacer y qué no hacer. Harás lo que se necesita. 

Aspirar a más

Pero, solo porque formaste un vínculo de amor con alguien o con un grupo de personas, no significa que no debas aspirar a algo más en tu vida. Lo mejor que le puedes hacer a las personas que te rodean es volverte de la mejor manera posible que un ser humano puede ser. Debes perseguir eso. Cuanto más evoluciones, más contribuyes a las personas que te rodean. Si las personas no entienden esto, si piensan que la única forma en que pueden tenerte es que estés atrapado en el mismo nivel que ellos —con las mismas limitaciones y los mismos problemas y que no debes buscar la libertad más allá de eso—, entonces eso no es una familia, eso es una mafia. Si están dirigiendo una mafia de cómo extraer algo el uno del otro, eso no es una familia. Cómo dar lo mejor el uno al otro, eso es una familia. 

Nota del editor: Sadhguru comparte las claves para formar relaciones duraderas y alegres, ya sea con el esposo o esposa, familiares y amigos, con colegas en el trabajo o con la propia existencia, en este libro electrónico: «Compulsiveness to Consciousness» («De la compulsividad a la consciencia»). (Solo disponible en inglés).