Dios o el karma: ¿en qué creer?

¿Debería uno creer en Dios o en el karma? En lugar de sacar conclusiones, dice Sadhguru, uno debe tener el valor y el compromiso de convertirse en un buscador.
God or Karma – What to Believe in?
 

El siguiente extracto es de una sesión con Sadhguru durante el programa de Hata Yoga de 21 días en el Centro de Isha Yoga. En lugar de sacar conclusiones y hacer suposiciones, dice Sadhguru, uno debe tener el valor y el compromiso de convertirse en un buscador.

Pregunta: Desde la infancia, me han hecho creer que Dios existe y, como resultado de ello, me he convertido en un devoto. Pero después comencé el programa de hata yoga aquí y he observado que todo el enfoque de Isha está centrado en el karma. Esto significaría que no hay ningún dios involucrado en ninguna parte. Durante veintiún años, he creído en Dios; romper eso ahora no es nada fácil. Por favor, ayúdame a llegar a una comprensión de eso.

Sadhguru: El matrimonio de Shankaran Pillai estaba a punto de desmoronarse. Acudió a un consejero matrimonial y le preguntó: «¿Qué debo hacer? Cualquier cosa que intente, todo sale mal». El consejero matrimonial le dijo: «Debes preguntarle a ella qué es lo que realmente quiere», y le dio algunos consejos sobre cómo hacer eso. Cuando Shankaran Pillai volvió a casa, su esposa estaba justo leyendo una revista de mujeres y no se molestó en levantar la mirada. Él pensó por un momento qué palabras usar; luego le dijo: «Cariño, ¿te gustaría un hombre inteligente o un hombre guapo?». Ella no dijo nada. Luego se acercó, se sentó junto a ella y le dijo: «Cariño. Querida. ¿Prefieres un hombre inteligente o un hombre guapo?». Sin levantar la mirada de la revista, ella dijo: «Ninguno de los dos; yo te amo solo a ti».

Ella fue lo suficientemente sabia como para conservar el matrimonio, en lugar de continuar con su amorío. Examinemos tu devoción. Anteriormente, habías llegado a la conclusión de que existe un Dios. ¡Ahora viniste al programa y sacaste la conclusión de que Isha está centrada en el karma! Una vez que te vayas, después del programa, quién sabe a qué conclusiones llegarás. Deja de sacar conclusiones. Yoga significa buscar. Buscar significa que te has dado cuenta de que no sabes. Y también has llegado a ese nivel de integridad dentro de ti, en el que no estás dispuesto a asumir algo simplemente porque es conveniente en este momento.

De una suposición a la otra

En tu comunidad, en tu familia, es conveniente creer en Dios, o mejor dicho, en el Dios en el que todos ellos creen, así que tú también hiciste eso. Luego viniste aquí y pensaste que, si seguías diciendo «Ram, Ram», «Shiva, Shiva» o cualquier otra cosa, la gente podría reírse de ti. ¡Así que ahora te has convertido en una persona «centrada en el karma»! ¿Cuánto tiempo te tomó convertirte? No te hagas esto a ti mismo. La única razón por la que puedes cambiar tan fácilmente es porque estás pasando de una suposición a la otra, en lugar de tener el valor y el compromiso de convertirte en un buscador. Ser alguien que busca significa admitir que no sabes. No sabes si Dios gobierna este mundo o el karma gobierna este mundo; eso es un hecho.

Al principio, esto te asustará. Pero, cualquier cosa a la que le tengas miedo, puedes acostumbrarte a ella después de algún tiempo. Supongamos que estás encerrado en una habitación con un dragón que escupe fuego. Si no mueres quemado, después de tres días, lentamente, iniciarás una conversación con el dragón. Por lo tanto, no hagas suposiciones ni te la pases cambiando de una a la otra. El hecho de la cuestión es que no sabes. Esto hará que te levantes por la mañana y hagas tu yoga. Quién sabe si allá arriba hay cielo o infierno, Dios o diablo. Al menos lo que conoces —tu cuerpo, tu mente, tu energía, tu emoción—, mantenlo en buen estado.

Supongamos que vas al cielo; para disfrutarlo, debes estar en buena forma. Supongamos que vas al infierno; ¡entonces debes estar en buena forma para soportar y sobrevivirlo! En cualquier caso, tienes que estar en buena forma. Y, para vivir en este planeta y que te vaya bien, también debes estar en buena forma. Así que no importa si crees en Dios o no, debes estar en buena forma física, mental, emocional y energética.

Nota del editor: Al ofrecer la rara posibilidad de ir más allá de todas las limitaciones, Sadhguru lleva al buscador en un viaje místico hacia la liberación suprema. En «A Guru Always Takes You For a Ride» («Un gurú siempre te toma el pelo»), Sadhguru ofrece una visión poco común de la relación gurú-shishya. Descárgalo ahora. (Aún no está traducido al español).