Hatha Yoga: ¿Cómo lidiar con los puntos débiles del cuerpo?

Sadhguru explica qué se puede hacer si algunas partes del cuerpo se sienten como si no estuvieran cooperando.
Hatha Yoga – How to Deal with Physical Weak Points?
 

Pregunta:Namaskaram, Sadhguru. Hay una parte de mi cabeza en la que parece haber algún tipo de bloqueo. Esto dificulta mi capacidad de concentrarme y estar totalmente involucrado. Puedo sentir el resto del cuerpo mucho más vívidamente. ¿Qué puedo hacer al respecto?

Sadhguru: El hata yoga es una forma de prestar atención a las diversas capas del cuerpo: Annamaya Kosha, Manomaya Kosha, Pranamaya Kosha, Vignanamaya Kosha y Anandamaya Kosha —cuerpo físico, cuerpo mental, cuerpo de energía, cuerpo transitorio entre las dimensiones física y no física y el cuerpo de dicha, que es no físico—. Incluso a nivel del cuerpo físico, en diferentes asanas, puedes notar que ciertas partes de tu cuerpo no se doblan ni responden. Pero si te hacen una resonancia magnética, todo se ve bien. El cuerpo ha tomado forma de una manera particular, basada en la información kármica que tienes.

Tu esfuerzo solo debe estar dirigido a crear una atmósfera propicia en tu interior. Cuando hayas hecho todo lo que puedas hacer, solo espera, sin medir el tiempo.

En este contexto, hay diferentes niveles de información o memoria. Hay memoria evolutiva, hay memoria genética y hay memoria kármica. En cierto modo, la memoria evolutiva y la memoria genética también son un proceso kármico. Dependiendo de la naturaleza de tu memoria kármica, ciertas partes del cuerpo se comportarán de determinada manera. Sin importar lo que hagas, no cooperan; aunque, si las revisas con tu médico parecen estar perfectamente bien. Si prestas mucha atención al cuerpo, verás que, en ciertas partes del cuerpo, no hay experiencia, ni sensación. Hay bloqueos o interrupciones en el proceso sensorial debido a tu estructura kármica.

No prestes atención a esas interrupciones. No puedes arreglarlas conscientemente. Si te esfuerzas mucho en hacerlo, incluso pueden aumentar de tamaño e intensidad. Solo sigue haciendo tu sadhana. La sadhana trata, generalmente, de crear una atmósfera propicia. Nunca debe enfocarse hacia un beneficio específico. Hay ciertos aspectos de ti que nunca pueden cambiarse con esfuerzo consciente. Esto no significa que no se puedan cambiar en absoluto, sino que no está dentro del ámbito de tu voluntad consciente. Tu esfuerzo solo debe estar dirigido a crear una atmósfera propicia en tu interior. Cuando hayas hecho todo lo que puedas hacer, solo espera, sin medir el tiempo.

Usar lo físico para trascender lo físico

Si no sabes cómo esperar, tu vida entera se limitará a lo físico, porque siempre estarás pensando en cómo ir de un punto a otro. Cuando quieres ir a algún lugar, quieres cubrir una distancia, lo que significa que pertenece al ámbito físico. En cierto modo, el tiempo también es una cantidad física. Puedes describir una distancia geográfica bien sea en unidades de longitud o en unidades de tiempo. Para tus actividades diarias, es posible que tengas que establecer un tiempo. Pero, para tu propio crecimiento, nunca determines un tiempo. Si, digamos, comienzas a contar cuántas asanas puedes hacer en determinado tiempo, el yoga se convierte en circo. Lo importante es fundirse en él. Cada asana es una forma de volverse fluido y ser parte de él.

El hata yoga se trata de hacer que el cuerpo sea tan fuerte y tan sutil que ni siquiera sepas si está ahí.

Estamos usando lo físico para trascender lo físico, no para fortalecerlo. Pero sabemos, entendemos y respetamos que lo físico tiene derecho a ser y que tiene poder por sí mismo. Si no lo mantenemos en tranquilidad absoluta, se interpondrá en nuestro camino. Si tu cuerpo no está en buena forma, ocupará toda tu atención. Solo cuando está realmente bien, puedes ignorarlo por completo. Lo mantenemos bien para que no se convierta en un obstáculo. Hay una diferencia en el valor fundamental del yoga y el ejercicio. No estamos haciendo yoga para desarrollar, lucir y exhibir nuestros músculos. El hata yoga se trata de hacer que el cuerpo sea tan fuerte y tan sutil que ni siquiera sepas si está ahí. Si se sienta aquí, simplemente se sienta aquí, sin siquiera pedir agua, comida, ir al baño y cosas por el estilo. Esto significa que necesita muy poco mantenimiento. Esa es la cualidad de una buena máquina, y esa también es la cualidad de un buen cuerpo, que no busca tu atención. Pero el mundo ha vuelto esto del revés: para la mayoría de la gente, un buen cuerpo significa que requiere atención todo el tiempo.

No te preocupes si una cierta parte de tu cuerpo no coopera. Usa bien la parte restante, haz tu sadhana y crea una atmósfera propicia dentro de ti. Luego, un pequeño empujón, y las cosas se pondrán en orden.

Nota del editor: Los programas de Isha Hata Yoga, son una exploración exhaustiva del hata yoga clásico, los cuales restablecen varias dimensiones de esta ciencia ancestral que, durante mucho tiempo, han estado ausentes en el mundo actual. Estos programas ofrecen una oportunidad incomparable de explorar Upa-yoga, Angamardana, Surya Kriya, Surya Shakti, Yogasanas y Bhuta Shuddhi, entre otras potentes prácticas yóguicas.

Encuentra un profesor de Isha Hata Yoga cerca de ti.