¿Cómo manejar los apegos emocionales?

¿Te encuentras en un bucle emocional del que parece no haber ninguna manera de salir? ¡Lee cómo Sonakshi Sinha le pregunta a Sadhguru la verdad sobre el apego emocional!
 

Sonakshi Sinha: Querido Sadhguru ji, soy una persona muy emocional y, a menudo, me resulta muy difícil separarme emocionalmente de una situación que sé que no es buena para mí. Puedo ver que esto no va a un lugar donde quiero que vaya, pero es muy difícil desviar mi mente y mis emociones lejos de eso. Seguiré pensando en ello y mortificándome con ello, que es algo que no quiero hacer. ¿Cómo crees que pueda manejar esa situación? 

Sadhguru: Se habla mucho sobre la cuestión de la cabeza y el corazón. No existe esa distinción en el sentido real porque la forma en que piensas es la forma en que sientes. La forma en que sientes es la forma en que piensas. 

Hoy, en gran parte debido al tipo de educación, para la mayoría de las personas, sus pensamientos se adelantan a sus emociones. Pero todavía hay un porcentaje considerable de personas para quienes sus emociones se adelantan a su pensamiento.

Para diferentes personas, diferentes cosas ocurren primero. Hoy, en gran parte debido al tipo de educación, para la mayoría de las personas, sus pensamientos se adelantan a sus emociones. Pero todavía hay un porcentaje considerable de personas para quienes sus emociones se adelantan a su pensamiento. Hoy en día, a aquellas personas cuyas emociones se adelantan a su pensamiento se les hace sentir estúpidas porque no entienden el poder y la inteligencia de la emoción, aunque las personas están empezando a hablar sobre el cociente emocional.  

Tiempo de giro

Ahora, lo que Sonakshi está preguntando es: hay situaciones en las que no deseas estar, pero las emociones están enredadas, por lo que el pensamiento sigue yendo allí y, sin saberlo, sigues caminando en esa dirección.  

Es solo que el pensamiento es ágil, puede girar rápido. Pero la emoción es almibarada. Le toma algún tiempo cambiar de rumbo.

Es solo que el pensamiento es ágil, puede girar rápido. Pero la emoción es almibarada. Le toma algún tiempo cambiar de rumbo. Hoy puedes pensar: «¡Oh! Esta persona es la persona más maravillosa». Mañana, si esa persona hace algo que no te gusta, tu pensamiento dirá inmediatamente: «Ella no es buena». Pero la emoción no es tan ágil. Si mis emociones han seguido adelante con esta persona, no pueden cambiar tan rápido. En el entretanto, luchas.

Monos en la mente

¿Qué haces con esto? No trates de controlar tus emociones o pensamientos porque la naturaleza misma de tu mente es tal que «No quiero pensar en esta persona» significa que esa es la única persona en la que voy a pensar por el resto de mi vida. 

En esta mente, no tienes resta ni división, solo tienes suma y multiplicación.

Esta es la historia proverbial del mono. Si te decimos: «No pienses en monos durante los próximos cinco segundos», ¿puedes no pensar en ellos? ¡Solo monos! Porque esta es la naturaleza de tu mente. Si dices: «No quiero algo», solo eso sucederá.

Cuando vienen los pensamientos y emociones compulsivas, lo primero y más importante que haces es simplemente verlos como lo que son —no trates de resistirlos—. En el momento en que te resistas, se multiplicarán. 

En esta mente, no tienes resta ni división, solo tienes suma y multiplicación. Si digo: «No quiero esta emoción», se aumentará: uno se convertirá en dos. Si dices: «¡Dios mío! Viene de nuevo, no la quiero», se multiplicará por cien. Esta es la naturaleza de tu mente. En esta mente, no puedes eliminar nada a la fuerza. 

Distanciarse de los datos

Lo que necesitas hacer es entender que el pensamiento y la emoción son solo un reciclaje de los datos que ya están ahí —algo que recuerdas—. Es solo que la memoria es un poco apestosa, por lo que sigue viniendo. Solo necesitas un poco de distancia de eso. 

Supongamos que ibas de camino al aeropuerto y te quedaste en un atasco de tráfico. ¡Cuánta ansiedad y lucha tendrías! Luego, de alguna manera, llegaste al aeropuerto y te metiste en el vuelo y despegaste. Desde arriba, cuando miras hacia abajo, ¡qué bonito se ve el atasco de tráfico! Esto es simplemente porque hay un poco de distancia. Sigue siendo el mismo atasco de tráfico, pero como hay una distancia, de repente no es nada. 

De manera similar, con tu pensamiento y emoción, con un poco de práctica, puedes crear un poco de distancia de tus procesos fisiológicos y tus procesos psicológicos. Pero, si tratas de manejar el pensamiento y la emoción individual, se multiplicarán mil veces.

Editor's Note:  Sadhguru ofrece la meditación guiada gratuita, Isha Kriya, que ayuda a crear una pequeña distancia de tu proceso fisiológico y psicológico. Prueba Isha Kriya