Beneficios de Surya Namaskar: cómo transforma tu sistema

Los beneficios de Surya Namaskar y Hatha Yoga se pueden maximizar siguiendo unos simples pasos durante la práctica. En esta publicación, Sadhguru analiza el sorprendente papel que juegan el agua y el sudor en la sadhana.
 


Sadhguru analiza el impacto de Surya Namaskar en el sistema humano y presenta algunos pasos simples que pueden maximizar sus beneficios.

 

Sadhguru:  En general, las personas entienden Surya Namaskar como un ejercicio: fortalece la espalda, los músculos, etc. Sí, definitivamente hace todo eso y más. Es un ejercicio bastante completo para el sistema físico. Una forma de ejercicio integral sin necesidad de equipo. Pero sobre todo, es una herramienta importante que empodera a los seres humanos a liberarse de los ciclos y patrones compulsivos de sus vidas.

Surya Namaskar: hacer del cuerpo un peldaño

Surya Namaskar significa hacerle una reverencia al Sol por la mañana. El Sol es la fuente de vida para este planeta. En todo lo que comes, bebes y respiras, hay un elemento del Sol. Solo si aprendes a «digerir» mejor el Sol, internalizarlo y convertirlo en parte de tu sistema, realmente te beneficias de este proceso.

El cuerpo es un peldaño fantástico para posibilidades más elevadas, pero para la mayoría de las personas funciona como un obstáculo. Las compulsiones del cuerpo no les permiten avanzar. Estar en sincronía con el ciclo solar es una parte importante del equilibrio y la receptividad, un medio para llevar al cuerpo al punto donde ya no es más un obstáculo.


 

Surya Namaskar: sincronizando con el ciclo solar

Es un ejercicio bastante completo para el sistema físico, una forma de ejercicio integral sin necesidad de equipo.

Surya Namaskar, que se conoce como «Saludo al Sol» en español, se trata esencialmente de construir una dimensión dentro de ti donde tus ciclos físicos estén sincronizados con los ciclos del Sol, que duran aproximadamente doce y cuarto de años. No es por accidente, sino por intención que se ha estructurado con doce posturas o doce asanas. Si tu sistema está en un cierto nivel de vitalidad, dinamismo, preparación y en un buen estado de receptividad, entonces tu ciclo estará naturalmente en sincronía con el ciclo solar.

Las mujeres jóvenes tienen la ventaja de que también están en sincronía con los ciclos lunares. Es una posibilidad fantástica que tu cuerpo esté conectado tanto al ciclo solar como al ciclo lunar. La naturaleza ha otorgado esta ventaja a una mujer porque se le ha confiado la responsabilidad adicional de propagar la raza humana. Entonces le han dado algunos privilegios adicionales. Pero muchas personas no saben cómo manejar la energía extra que genera esa relación, así que la tratan como una maldición e incluso una especie de locura; como lo demuestra la palabra lunático que se deriva de la palabra lunar.


 

Utilizando ciclos para ir más allá de lo cíclico

Entre el ciclo lunar, que es el ciclo más corto (un ciclo de 28 días) y el ciclo del Sol, que dura más de doce años, hay muchos otros tipos de ciclos. La palabra cíclico denota repetición. Repetición significa que, de alguna manera, es compulsivo. Compulsión significa que no es propicio para la conciencia. Si eres muy compulsivo, verás que las situaciones, las experiencias, los pensamientos y las emociones serán cíclicos. Siguen volviendo a ti una vez cada seis meses o dieciocho meses, tres años o seis años. Si solo miras atrás y ves, lo notarás. Si se presentan una vez en más de doce años, eso significa que tu sistema está en un buen estado de receptividad y equilibrio. Surya Namaskar es un proceso importante para permitir que eso suceda. La sadhana siempre es para romper el ciclo para que no haya más compulsividad, y tú tengas el tipo correcto de base para la conciencia.

La naturaleza repetitiva de los movimientos cíclicos o sistemas —a los que tradicionalmente nos referimos como samsara—, es la estabilidad necesaria para la creación de la vida. Si todo fuera al azar, no sería posible albergar una máquina estable de vida. Así que, para el sistema solar y para la persona individual, estar arraigado en la naturaleza cíclica es la firmeza y la estabilidad de la vida. Pero una vez que la vida ha alcanzado el nivel de evolución que los seres humanos han alcanzado, es natural aspirar no solo a la estabilidad, sino a la trascendencia. Ahora, es decisión de los seres humanos individuales permanecer atrapados en lo cíclico —que es la base de una existencia física estable— o utilizar estos ciclos para el bienestar físico, aprovecharlos, e ir más allá de lo cíclico.

Maximizando los beneficios de Surya Namaskar

Hatha yoga se trata de crear un cuerpo que no será un obstáculo en tu vida, sino un peldaño para florecer en tu posibilidad última. Hay algunas cosas simples que puedes hacer para preparar tu cuerpo y aprovechar al máximo tu práctica.

 

  • Báñate con agua fría para cargar la estructura celular.

Antes de comenzar tu práctica, dúchate con agua un poco más fría que la temperatura ambiente. Si un cierto volumen de agua fluye sobre tu cuerpo, o tu cuerpo está sumergido en agua que está más fría que la temperatura ambiente, las células epiteliales se contraerán y los espacios intercelulares se expandirán. Si usas agua tibia o caliente, los poros de las células se abrirán y absorberán el agua; y eso no es lo que queremos. Para la práctica del yoga, es importante que las células se contraigan y los espacios intercelulares se abran, porque queremos que la estructura celular del cuerpo se cargue con una dimensión diferente de energía. Si las células se contraen y dejan espacio entre ellas, practicar yoga cargará la estructura celular.

La razón por la cual algunas personas parecen estar mucho más vivas que otras es esencialmente porque su estructura celular está más cargada. Cuando se carga con energía, seguirá siendo joven durante mucho tiempo. El Hatha yoga es una forma de hacer eso. En el sur de la India, el agua del grifo generalmente es un poco más fría que la temperatura ambiente. Si te encuentras en un clima templado, el agua de la llave puede ser demasiado fría. Sería ideal de tres a cinco grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente. Un máximo de diez grados centígrados por debajo de la temperatura ambiente sería aceptable, pero el agua no debería estar más fría que eso.


 

  • Frota el sudor sobre la piel para retener energía

Ya sea que practiques asanas, Surya Namaskar o Surya Kriya; si comienzas a sudar, no te limpies el sudor con una toalla, siempre frótalo de vuelta a tu cuerpo, al menos en las partes expuestas de tu piel. Si te limpias el sudor, drenas la energía que has generado con la práctica. El agua tiene la capacidad de transportar memoria y energía. Es por eso que no debes limpiarte el sudor con una toalla, beber agua o ir al baño durante el tiempo de práctica, a menos que haya una situación especial que lo haga absolutamente necesario.

Y, después de practicar yoga, espera un mínimo de 1.5 horas antes de ducharte, tres horas sería aún mejor. Sudar y no ducharte durante dos o tres horas podría ser un desafío olfativo, ¡así que mantente alejado de los demás!

Aprende a consumir la cantidad correcta de agua

Después de practicar yoga, espera un mínimo de 1.5 horas antes de ducharte

Aprende a beber tanto como el cuerpo necesite. A menos que estés en un desierto o tengas hábitos que te deshidraten como el consumo excesivo de cafeína y nicotina, no es necesario beber agua constantemente. Alrededor del 70% del cuerpo es agua. El cuerpo sabe cómo manejarse a sí mismo. Si bebes de acuerdo a tu sed más un 10% adicional, será suficiente. Para dar un ejemplo, si tu sed se ha ido después de dos sorbos de agua, bebe un 10% más. Eso se encargará de la necesidad de agua de tu cuerpo. Solo si estás al sol o haciendo caminata en las montañas, sudando mucho y perdiendo agua rápidamente, debes beber más, no cuando estás haciendo yoga bajo techo.

Como ya lo dije, frota el sudor devuelta a tu cuerpo tanto como sea posible, pero no necesitas hacerlo todo el tiempo. Puede gotear un poco, simplemente no uses una toalla. Empújalo de vuelta porque no queremos drenar energía, queremos construirla.

De Surya Namaskar a Surya Kriya

 

 
Mediante la práctica de Surya Namaskar, si se alcanza un cierto nivel de estabilidad y dominio sobre el sistema, uno podría ser introducido a un proceso más poderoso y espiritualmente significativo llamado Surya Kriya. Surya Kriya es el proceso fundamental. Surya Namaskar es un «primo lejano» de Surya Kriya, y hay otro proceso llamado Surya Shakti, que es un pariente más lejano. Si deseas utilizar el proceso como una cultura física para desarrollar músculo y volverte físicamente fuerte, haz Surya Shakti. Si quieres estar en buena forma física pero también quieres un elemento espiritual, haz Surya Namaskar. Pero si quieres un proceso espiritual fuerte, haz Surya Kriya.

Nota del editor: Los programas de Isha Hatha Yoga son una exploración extensa del hatha yoga clásico, que revive varias dimensiones de esta ciencia antigua que en gran medida están ausentes en el mundo de hoy. Estos programas ofrecen una oportunidad incomparable para explorar Upa-yoga, Angamardana, Surya Kriya, Surya Shakti, Yogasanas y Bhuta Shuddhi, entre otras potentes prácticas yóguicas.