El gnana yoga

Sadhguru explica que el gnana yoga no es una filosofía, sino un proceso para agudizar el intelecto hasta un punto en el que puede «penetrar a través del proceso de la vida y mostrarte lo que es verdad y lo que no es verdad».
 

Sadhguru explica que el gnana yoga no es una filosofía, sino un proceso para agudizar el intelecto hasta un punto en el que puede «penetrar a través del proceso de la vida y mostrarte lo que es verdad y lo que no es verdad».

Sadhguru: Gnana no significa filosofar, gnana significa «saber». Desafortunadamente, hoy en día la filosofía se está haciendo pasar como gnana yoga. Fundamentalmente, si quieres dedicarte al gnana, necesitas un intelecto muy despierto y agudo. Cada día y cada momento debes afilar lentamente tu intelecto hasta un punto en el que sea como una navaja afilada. No se le escapa nada. Puede atravesar cualquier cosa, pero nada se adhiere a él, no está influenciado por nada de lo que esté sucediendo alrededor. Esto es gnana.

Si puedes mantener tu intelecto así, penetrará naturalmente a través del proceso de la vida y te mostrará lo que es verdad y lo que no es verdad, lo que es real y lo que no es real. Pero, hoy, las personas simplemente han sacado conclusiones precipitadas. Han hecho filosofías. La gente habla abiertamente: «Todo es maya. Todo es ilusión, así que ¿por qué preocuparse?». Solo están tratando de consolarse a sí mismos. Pero cuando maya los atrapa como es debido, todas sus filosofías se evaporarán.

«Lo que sé, lo sé. Lo que no sé, no lo sé». Esto es gnana.

Le sucedió a un filósofo: iba de un lado a otro con gran fuerza: «Todo es maya, no te molestes por nada. El mundo entero que experimentas es todo ilusión». Una vez sucedió que iba caminando con dos de sus monjes. Un mono rabioso que se había vuelto loco empezó a perseguirlo con toda su furia. El filósofo simplemente gritó y corrió. Después de un rato, el mono encontró alguna otra atracción y se fue.

El filósofo se detuvo y se dio cuenta de que toda esta «enseñanza maya» repentinamente se cayó. «El mono también es maya, la locura del mono también es maya. El mono me va a morder, eso también es maya. ¿Por qué corrí así?». Simplemente lo golpeó tan fuerte. A partir de entonces, nunca volvió a ser el mismo hombre.

Entonces, hablar sobre la naturaleza ilusoria del mundo, o hablar sobre la Creación y el Creador, o creer que el mundo es así o asá, no es gnana. Los yoguis gnana no pueden permitirse el lujo de creer o identificarse con nada. En el momento en que lo hacen, se acaba la agudeza y la eficacia del intelecto. Por desgracia, hoy, en nombre del gnana, la gente simplemente cree en tantas cosas: «Soy atman, soy paramatma». Creen en cómo es la disposición del cosmos, la forma y el tamaño del alma, cómo esta trascenderá; leen todo esto en libros. Esto no es gnana yoga, porque solo estás creyendo algo. Las personas que recorren el camino del gnana son personas cuyo intelecto es tal que no están dispuestas a creer en nada, ni tampoco descreen de nada. «Lo que sé, lo sé. Lo que no sé, no lo sé». Esto es gnana.

Nota del editor: Recibe las últimas actualizaciones del Blog de Isha en Facebook o extensiones del explorador, elige.