No luches contra tus pasiones

Sadhguru examina cuán inútil es luchar contra nuestras pasiones y deseos. Pero lo que podemos hacer es canalizarlos en la dirección correcta.
Don’t Fight Your Passions
 

Sadhguru examina cuán inútil es luchar contra nuestras pasiones y deseos. Pero lo que podemos hacer es canalizarlos en la dirección correcta.

Sadhguru: Generalmente se le atribuye al Buda Gautama el haber dicho «sin deseo». Cuando dijo «sin deseo», él no es estúpido para pensar que la gente puede existir aquí sin deseo. Sabe que sin deseo no hay existencia. Que tú quieras estar sin deseo, en sí mismo, es un gran deseo.

Tu deseo, tu pasión y todo lo que vives es simplemente mera energía.

Lo que significa estar sin deseo es que no tienes ninguna identificación con tus deseos. Los deseos son solo cosas con las que juegas. Sin deseo, no hay ningún juego en absoluto. Pero, ahora, los deseos ya no son sobre ti. Son solo de la forma que se necesita para este momento, para esta situación. Todo está ahí de la manera que es y tú haces lo que sea que puedas hacer al respecto. Puedes estar muy involucrado con todo, pero no estar más identificado con ello.

Una vez existe esa consciencia, una vez que careces de deseos en ese sentido, no hay ataduras kármicas para esa persona. Haga lo que haga, incluso si combate en una guerra, no hay karma para ella, porque no tiene ningún deseo de hacer algo así. No surge de su amor o de su odio por algo. Surge porque, simplemente, esa es la manera.

Esto es todo el Gita. Krishna habla constantemente de «nishkarma» —no realizar ningún karma— pero insiste en que Arjuna debe actuar. Está hablando de la misma falta de deseo en un lenguaje diferente y con una connotación diferente, pero, no obstante, es la misma cosa.

Canaliza tus deseos

Así que no intentes nunca luchar con tus deseos y pasiones. Cuanto más luches, más aparecen. En los puranas, se dice que, si cae una sola gota de sangre al suelo al matar a un asura, salen mil asuras de ella. Los deseos y las pasiones son así. Si intentas luchar con ellos, si los cortas, derramarán sangre y, por cada gota, surgirán mil deseos y pasiones más. Luchar contra ellos será inútil, será un desperdicio de vida. Nunca puedes combatirlos. Debes simplemente educar tus deseos y pasiones para que fluyan en la dirección correcta.

Si te enfadas, dirígelo hacia lo que consideras lo más elevado. Deja que tu pasión aumente.

Tu deseo, tu pasión y todo lo que vives es simplemente mera energía. Eres tú quien la convierte en deseo o miedo o ira o cualquier otra cosa. Tal vez estas cosas no están en tus manos ahora mismo. Tal vez no seas consciente de ellas. Pero eres tú quien las convierte en lo que son. Cualquiera que sea la emoción, cualquiera que sea la naturaleza de tu pasión, es solo el esfuerzo de tus energías vitales tratando de encontrar un punto de apoyo más profundo en la vida. Las energías vitales solo intentan mejorar la experiencia de la vida. Es solo que, si están enfocadas hacia varias cosas en el mundo, cada vez que algo o alguien obstaculiza su realización caerás en la desdicha. Si se enfocan en una sola dirección, los resultados son muy rápidos.

Así que, cuando desees, desea lo más alto en la vida. Deja que todas tus pasiones se dirijan a lo más alto. Tal vez, cuando estás enojado, no puedes ser amoroso. No puedes convertir de repente tu ira en amor, pero puedes dirigir la ira misma. Si te enfadas, dirígelo hacia lo que consideras lo más elevado. Deja que tu pasión aumente. Canalizarlas en una dirección está en tus manos.

La ira es una energía tremenda. La lujuria también es una energía tremenda. Dirígela en la dirección correcta. Toda energía que tengas, toda pasión que tengas, toda emoción que tengas, todo pensamiento que tengas, si están enfocados en una sola dirección, los resultados son muy rápidos.

Nota del editor: En un contexto nunca antes visto o leído, el libro electrónico «Greed is God» («La codicia es Dios») presenta una relación inmortal entre los aspectos materiales y espirituales de la vida. (Aún no está traducido al español).