La fuente del karma

Sadhguru explica que el karma no tiene que ver con la acción, sino con la volición detrás de la acción. Si simplemente actuamos según sea necesario en una situación, no hay karma involucrado. Lee más.
The Source of Karma
 

P: Sadhguru, nos has dicho muchas veces que, si tenemos experiencias amargas en nuestra vida, es debido a nuestras acciones pasadas. ¿Qué tipo de actividades debemos realizar hoy para evitar la amargura en el futuro?

Sadhguru: La amargura de cualquier experiencia no está en lo que ha sucedido, sino en cómo lo has recibido tú. Lo que es muy amargo para una persona puede ser una bendición para otra persona. Una vez, un hombre desconsolado se arrojó sobre una tumba y lloró amargamente mientras golpeaba su cabeza contra ella: «¡Mi vida! ¡Oh! ¡Qué absurda es! Qué inútil es este pellejo mío porque tú te has ido. ¡Si tan solo hubieras vivido! ¡Si tan solo el destino no hubiera sido tan cruel como para llevarte de este mundo! ¡Qué diferente hubiera sido todo!». Un clérigo que estaba cerca lo oyó y le dijo: «Supongo que esta persona que yace bajo este montículo de tierra era alguien de gran importancia para usted». «¿Importancia? Sí, en efecto —lloró el hombre, lamentándose aún más fuerte—. ¡Era el primer marido de mi esposa!». La amargura no está en lo que sucede. Está en cómo te permites experimentarlo. De manera similar, la actividad pasada o karma tampoco está en la acción, sino en la volición con la que se realiza.

El karma está únicamente en tu necesidad de hacer algo. Cuando no tienes necesidad de hacer nada y simplemente haces lo que es necesario, no hay un vinculo kármico con eso.

Si estás un poco abierto a mí o a la enseñanza, la volición desaparece, así que solo haces lo que es necesario. Eso es lo que significa «consciencia»; no hay volición. Donde no hay volición, no hay karma. La aceptación significa que simplemente estás haciendo lo que es necesario. La responsabilidad ilimitada significa que no tienes ninguna volición sobre nada. En cada situación dada, cualquier cosa que consideres necesaria según tu consciencia, simplemente hazla de acuerdo con tu capacidad. La fuerza de tu volición es lo que construye el karma; que sea buena o mala, no importa.

La gente me hace la misma pregunta una y otra vez: «¿Cuál es tu misión?». Cuando les digo: «No tengo ninguna misión, solo estoy tonteando», piensan que estoy siendo frívolo. No entienden que esta es la afirmación más profunda que puedo hacer sobre vivir en el mundo, porque no hay ninguna volición particular, solo hago lo que se necesita, eso es todo. En esto, sin importar por lo que atravieses, no hay karma. Cualquier cosa que hagas sucede en la medida en que se necesita. El karma está únicamente en tu necesidad de hacer algo. Cuando no tienes necesidad de hacer nada y simplemente haces lo que es necesario, no hay un vinculo kármico con eso. No es ni bueno ni malo.