Crea una personalidad flexible

Sadhguru analiza cómo nuestra personalidad es creada por nosotros mismos y cómo seríamos más efectivos si pudiéramos volver a redibujar esta «caricatura» según lo requiera la situación.
 

Sadhguru analiza cómo nuestra personalidad es creada por nosotros mismos y cómo seríamos más efectivos si pudiéramos volver a redibujar esta «caricatura» según lo requiera la situación.

Sadhguru: Para la mayoría de las personas, una gran parte de su personalidad es creada por ellas de manera inconsciente. Solo una pequeña parte de ella puede que sea creada de manera consciente. Cuando creas tu personalidad, de alguna manera significa que piensas que el creador no ha hecho un trabajo suficientemente bueno contigo. Si crees que es algo que necesita mejorar, definitivamente, según tú, el creador no ha hecho un trabajo lo suficientemente bueno contigo.

Lo único que necesita preservación es tu cuerpo físico. Tu personalidad no necesita preservación.

¿Por qué sientes que una creación tan grandiosa, algo que es tan fantástico, no es lo suficientemente buena? Es por el simple proceso de autopreservación. Este es un proceso básico que está integrado en cada célula de nuestro cuerpo. Todo gusano, todo insecto, todo animal tiene esto. Los seres humanos también lo tienen. El problema es que no sabemos dónde contener el proceso de autopreservación. Simplemente se ha extendido por todas partes y, debido a esto, has creado una pequeña persona de ti mismo que se defenderá todo el tiempo.

Lo único que necesita preservación es tu cuerpo físico. Tu personalidad no necesita preservación. Incluso si la atacamos y malherimos todos los días, debería estar bien. No puedes vivir sin personalidad. Necesitas una para existir aquí, para ir por el mundo, para hacer tu trabajo, para manejar las cosas. Pero, si es flexible, entonces puedes ponerte el tipo de personalidad adecuado en diferentes lugares, según sea necesario para la situación. Eso estaría bien. Pero, ahora mismo, es como una roca. Se asienta sobre ti todo el tiempo. Te hace sufrir cualquier cosa que no encaje en su ámbito.

Una caricatura dibujada por uno mismo

¿Quién dibujó esta caricatura que llamas «yo»? Definitivamente fue dibujada por ti, pero has sido influenciado por tantas personas a tu alrededor. Cuando tenías 15 o 16 años, después de ver alguna película que te gustó mucho, inconscientemente tratabas de caminar como el héroe, ¿no es así? A veces, tal vez lo hacías conscientemente, pero la mayoría de las veces sucedía inconscientemente. Esta caricatura se originó a partir de todo tipo de fragmentos y piezas que reuniste.

Cuando estábamos en la escuela, había un chico estudiando conmigo que tenía una mano excelente. Podía simplemente dibujar a cualquiera con cualquier tipo de deformación que quisiera. Había un profesor de geografía muy odiado. Una vez, cuando entró a la clase, este chico tenía una horrible caricatura de él lista en la pizarra. Estaba cruelmente distorsionado, pero todos podían reconocer con claridad quién era.

Si pudieras caminar por la calle y actuar con las personas de tal manera que te pusieras una personalidad según fuera necesaria para la persona enfrente en este momento, ¡entonces sería muy divertido dibujar nuevas caricaturas todos los días!

Este hombre siempre entraba a la clase con mal genio. Ya sea que hablara de las praderas de Estados Unidos o de los desiertos de África, siempre estaba de mal humor. En el momento en que vio esto, una cosa fue que se enfadó, y otra cosa fue que, de alguna manera, fue golpeado por todo el asunto: las deformaciones. Luego preguntó: «¿Quién es el responsable de esta terrible atrocidad?». Como de costumbre, de repente todo el mundo se interesó por la geografía y se volvió muy estudioso. Luego repitió de nuevo: «¿Quién es el responsable de esta atrocidad?». Entonces alguien tomó una decisión y se puso de pie y dijo: «Realmente no lo sabemos, pero, ah, ¡debieron ser sus padres!».

Porque esta atrocidad que llamas «yo», no son tus padres. Esto eres tu. Con la vida, se te ofreció una posibilidad ilimitada. Pero, al deformarte tú mismo en esta diminuta posibilidad, has cometido una atrocidad.

Esta caricatura no puede existir ni por un día sin tu apoyo. Necesitas apoyarla todo el tiempo. Lo que significa la meditación es que, de alguna manera, simplemente le estás retirando el apoyo a tu personalidad, eso es todo. De repente se derrumba. Solo la presencia está ahí, la persona ya no está ahí.

Si pudieras caminar por la calle y actuar con las personas de tal manera que te pusieras una personalidad según fuera necesaria para la persona enfrente en este momento, ¡entonces sería muy divertido dibujar nuevas caricaturas todos los días! Pero, una vez que te quedas atascado en una distorsión particular, se convierte en un problema. Si tienes una distorsión nueva todos los días, ¡se llama arte! Si estás atascado con una distorsión, estás lisiado. Esa es la gran diferencia.

Nota del editor:Para más de las perspectivas de Sadhguru, descarga «From Creation to Creator» («De la creación al creador»), disponible bajo la modalidad «Paga cuanto quieras». (Aún no está traducido al español).