La geometría de la energía en el cuerpo humano

Sadhguru sobre la geometría del sistema energético humano y cómo pasar de las conclusiones a la confusión a la consciencia.
The Geometry of Energy in the Human Body
 

Cómo se conectan tu sistema energético y tu imaginación

Sadhguru: Hay una cierta geometría para la existencia física y para la existencia energética. Todo en el universo, desde lo atómico hasta lo cósmico, funciona como lo hace debido a la perfección geométrica. Una de las formas más fundamentales, y la más; estable, en la geometría es el triángulo. En el sistema energético humano, hay dos triángulos equiláteros: uno abajo, que apunta hacia arriba, y otro arriba que apunta hacia abajo. Normalmente, estos dos triángulos se encuentran justo por encima del anahata. Para trabajar con tu mente e imaginación, es importante ajustar la alineación de los dos triángulos al menos hasta cierto punto. La alineación ideal sería que el triángulo hacia arriba y el triángulo hacia abajo se intersectaran de tal modo que formaran una estrella perfecta de seis puntas con seis triángulos equiláteros en el exterior.

Con la alineación necesaria, serás capaz de ejercer tu imaginación de tal manera que puedas manifestar lo que quieras fuera de ti. Para mejorar el poder de tu imaginación, debes elevar el triángulo que apunta hacia arriba, que en términos de la geometría del cuerpo es la base, hasta el punto en que incluya al vishuddhi, que es la base de tu imaginación. Hay sadhana para moverlo hacia arriba y mantenerlo allí, todo el tiempo. Si no tienes tal sadhana, una forma simple de lograr esto es no comer por un tiempo. Generalmente, cuando el estómago está vacío, el triángulo hacia arriba tiende a elevarse por sí mismo. Tan pronto comes, desciende de nuevo.

La importancia de mantener los chakras móviles

Hay 114 chakras en el cuerpo. Los 72 000 mil nadis, o caminos de energía en el sistema, tienen 114 puntos de unión importantes, donde los nadis se encuentran en cantidades considerables y se redistribuyen. Estos puntos generalmente se conocen como chakras, que literalmente significa «rueda» o «círculo», aunque en realidad son triángulos. Los llamamos «chakras» porque eso sugiere movimiento: avanzar. De estos 114, dos están fuera del reino físico. Para la mayoría de los seres humanos, estos dos son muy débiles, a menos que dediquen la sadhana necesaria. De los 112 chakras restantes, generalmente unos pocos se ubican en ciertas partes del cuerpo, a nivel fisiológico. El resto de los chakras pueden moverse en alguna medida.

Hacer el trabajo necesario para mantener los chakras móviles es importante porque la movilidad de los chakras determina cuán flexible y efectivo eres en diferentes tipos de situaciones, con el fin de satisfacer diferentes tipos de requisitos.

La forma en que se mueven los chakras depende de lo que hagas contigo mismo. Si quieres empoderarte para realizar diferentes tipos de actividades y adaptarte a diferentes tipos de situaciones, necesita poder ajustarse como corresponde la fisiología pránica o la fisiología de los chakras del cuerpo. Hacer el trabajo necesario para mantener los chakras móviles es importante porque la movilidad de los chakras determina cuán flexible y efectivo eres en diferentes tipos de situaciones, con el fin de satisfacer diferentes tipos de requisitos. El problema con la mayoría de los seres humanos es que, en una situación, funcionan bien. En otra situación, son un desastre total. Esto se debe a que solo pueden pensar, sentir y actuar de una manera particular.

Tú deberías ser capaz de hacerlo todo bien, con un poco de práctica. Pero esto no funcionará si tu sistema de energía es rígido. Por lo tanto, mantener tu sistema móvil es importante, no solo porque queramos hacer diferentes tipos de actividades en el mundo. También te da una cierta flexibilidad de experiencia, que te hace sentir cómodo en cualquier tipo de situación. Para estar a gusto, tus energías deben ser flexibles. Estos 112 chakras se pueden usar como 112 entradas a tu naturaleza suprema. Es por eso que Adiyogi dio 112 maneras de alcanzar lo supremo.

Se requiere un nivel diferente de sadhana para poder mover como quieras esta compleja estructura triangular de tu fisiología. Pero lo más fundamental es que estos dos triángulos deben intersectarse. Normalmente, el triángulo que apunta hacia arriba está por debajo y el triángulo que apunta hacia abajo está por encima. Si llevas los dos triángulos equiláteros a un punto donde se intersecten de tal manera que formen una estrella con seis triángulos equiláteros, el sistema está en equilibrio y se vuelve muy receptivo. Mi trabajo es con la presencia y la transmisión de algo, para lo cual necesitas receptividad. Mis palabras no te van a iluminar. Solo digo cosas para confundirte, porque no puedes iluminar a nadie hablando. Es la presencia la que tiene el poder de transformar.

De las conclusiones a la confusión a la consciencia

Hablar es una buena herramienta solo para destruir las conclusiones idiotas a las que la gente ha llegado. Cuando se destruyen las conclusiones, hay confusión. Estar alegremente confundido acerca de todo en el universo es un buen estado en el cual permanecer. Esto significa que, constantemente, prestas atención a todo. Una vez que te das cuenta de que no sabes nada, te vuelves receptivo. Si tienes conclusiones sobre todo, no hay posibilidad, no hay receptividad. Si tienes conclusiones, no tienes que estar atento: puedes pasar por la vida como si estuvieras muerto. Cuantas más conclusiones tengas, más rigor mortis hay en tu mente y en tu cuerpo también.

Cuando se destruyen las conclusiones, hay confusión. Estar alegremente confundido acerca de todo en el universo es un buen estado en el cual permanecer. Esto significa que, constantemente, prestas atención a todo.

Si estás haciendo hatha yoga todos los días, notarás que, en un día en que tu actitud es algo rígida, tu cuerpo no se doblará. En otro día, cuando estás feliz y mentalmente flexible, tu cuerpo se doblará mucho mejor. La naturaleza de tu consciencia se manifiesta en cada célula de tu cuerpo, a cada momento de tu vida. Es por eso que hay muchos tipos de enfermedades autoinfligidas en el mundo de hoy. Nunca antes, los seres humanos tenían tantas opciones de comida como las que tenemos hoy. En épocas anteriores, la gente comía lo que estaba disponible localmente. Hoy, a pesar de tanta variedad, hay tanta enfermedad. De hecho, cuantas más opciones tienen las personas, más se enferman.

Estados Unidos es probablemente uno de los países con la mayor variedad de opciones de alimentos, pero también gastan una gran cantidad de dinero en atención médica: tres billones de dólares por año. Eso es un crimen contra la humanidad. Si aquellos que no consiguen suficiente alimento se enferman, es comprensible. Pero si los que están comiendo bien se enferman, significa que algo fundamental va mal. No has entendido que cada célula de tu cuerpo fue creada por la naturaleza de tu consciencia. Si no sabes cómo mantener bien la naturaleza de tu consciencia, no sabrás cómo mantener bien tu sistema. Entonces, funcionarás por accidente, pero no tiene por qué ser así.

Nosotros, como seres humanos, hacemos todo lo que también hacen las demás criaturas: comemos, dormimos, nos reproducimos y morimos. Una cosa que nos distingue es que hacemos mucho alboroto sobre todo eso, solo como una cosa accesoria. La diferencia más importante de los seres humanos es que podemos hacer todas estas cosas de manera totalmente consciente. Por ejemplo, puedes comer de manera completamente consciente. Digamos que tienes hambre. Si fueras alguna otra criatura, simplemente tomarías lo que más te conviniera y lo devorarías. Pero, como ser humano, puedes esperar hasta la hora de comer, sentarte a la mesa, cantar la invocación y, en lugar de rellenarte la cara con ambas manos, comer con la mano derecha. Esto es ser consciente. Si te guías solo por el cuerpo, querrás comer inmediatamente. Pero, como tienes la inteligencia y la consciencia necesarias para contener las compulsiones del cuerpo, puedes responder a la situación de manera consciente. Si alguien se comporta muy compulsivamente, dicen que es como un animal. Entonces, este es un viaje de la compulsividad a la consciencia.

La consciencia te da la posibilidad de liberarte de tus tendencias. Incluso si has sido gobernado por todo tipo de tendencias hasta este momento, si respondes de manera totalmente consciente ahora, habrá una distancia entre tú y las tendencias acumuladas que tienes. Si haces que cada aspecto de la vida sea consciente, no solo en acción, sino también en pensamiento, emoción y energía, estarás en la cima del mundo.

Nota del Editor:Encuentra más de las ideas de Sadhguru en el libro electrónico,«Of Mystics and Mistakes», («De místicos y errores») (aún no está traducido al español), en el que Sadhguru nos recuerda que cada uno de nosotros puede hacer el viaje de la confusión a la claridad, del error a la iluminación, del autoengaño al autodescubrimiento, si tan solo lo elegimos.

Una versión de este artículo se publicó originalmente en Isha Forest Flower. Descárgalo en formato PDF en la modalidad de «nombra tu precio, no hay mínimo» o suscríbete a revista digital (solo disponible en inglés).