La ciencia del hata yoga

Sadhguru analiza cómo el hata yoga no es un ejercicio físico sino un medio poderoso para preparar el cuerpo para posibilidades más elevadas. Él analiza la importancia de un gurú en la tradición y por qué el hata yoga puede cobrar vida solo cuando «se le insufla vida».
 

Sadhguru analiza cómo el hata yoga no es un ejercicio físico sino un medio poderoso para preparar el cuerpo para posibilidades más elevadas. Él analiza la importancia de un gurú en la tradición y por qué el hata yoga puede cobrar vida solo cuando «se le insufla vida».

Sadhguru: Desafortunadamente en la parte occidental del mundo, si pronuncias la palabra «yoga», la gente piensa que debes retorcerte como las bandas elásticas o pararte de cabeza. El yoga no es una forma de ejercicio. La palabra «yoga» significa ‘unión’. Hoy en día, la ciencia moderna ha demostrado que la existencia entera es una sola energía. Así que, si todo esto es una sola energía, ¿por qué es que no lo estás experimentando de esa manera? Si puedes romper las limitaciones de la ilusión de que estás separado, y empiezas a experimentar la unidad de la existencia, eso es yoga. Las religiones del mundo siempre han hablado de que Dios está en todas partes. Ya sea que digas que Dios está en todas partes o que todo es una sola energía, ¿es de alguna manera diferente? Es la misma realidad. Cuando se deduce matemáticamente, lo llamamos ciencia. Si lo crees, lo llamamos religión. Cuando encuentras un método para llegar allí, lo llamamos yoga. Entonces, ¿qué es yoga, qué no es yoga? No existe tal cosa.

Para conducirte hacia la experiencia del yoga —de unión y de lo ilimitado— manipulamos la energía y movemos el sistema de cierta manera. Las posturas físicas son un aspecto de esto. Entender la mecánica del cuerpo, crear una cierta atmósfera y luego usar el cuerpo o las posturas corporales para conducir tu energía en direcciones específicas es de lo que se trata el hata yoga o las yogasanas. El hata yoga no es ejercicio. «Asana» significa ‘una postura’. Si me siento de una manera, es un asana. Si me siento de otra manera, es otra asana. Así que son posibles innumerables asanas. De estas innumerables posturas que el cuerpo puede tomar, se han identificado ochenta y cuatro posturas fundamentales como yogasanas.

El hata yoga es un proceso preparatorio de yoga. La palabra «ha» significa ‘Sol’, «ta» significa ‘Luna’. «Hata» significa ‘el yoga para traer equilibrio entre el Sol y la Luna en ti, o el Pingala y el Ida en ti’. Puedes explorar el hata yoga de maneras que te lleven más allá de ciertas limitaciones, pero, fundamentalmente, es una preparación física: prepara el cuerpo para una posibilidad más elevada.

Hay otras dimensiones en esto, pero, para decirlo de forma sencilla, con solo observar la forma en que alguien está sentado, casi sabes lo que le está sucediendo. Si te has observado, si te enojas, te sentarás de una manera; si estás feliz, te sentarás de otra manera; si te deprimes, te sentarás de otra manera. Por cada nivel diferente de consciencia o situación mental y emocional que atraviesas, tu cuerpo naturalmente tiende a tomar ciertas posturas. Lo contrario de esto es la ciencia de las asanas. Si, de manera consciente, pones tu cuerpo en diferentes posturas, también puedes elevar tu consciencia.

La práctica como la ves actualmente en la mayoría de los lugares –la mecánica de ella— es simplemente del cuerpo.

Después de veinte años de entrar el yoga en Occidente y popularizarse, a pesar de que a veces se enseña de formas que dejan mucho que desear, aun así, sus beneficios para la salud son innegables, vivas donde vivas y hagas lo que hagas. En este momento, está creciendo sobremanera el número de personas que practican yoga. Esto podría ser simplemente porque la comunidad científica está comenzando, poco a poco, a reconocer la profundidad y la dimensión de lo que es esto. Pero, si se propaga el tipo incorrecto y distorsionado de yoga, en quince años, los estudios científicos saldrán claramente a la luz y te dirán de cuántas maneras es perjudicial para los seres humanos, y eso será la perdición.

Así que es importante que traigamos de vuelta el yoga clásico como era. Si se enseña en una atmósfera apropiada, con un cierto sentido de humildad e inclusión acerca de todo el proceso, es un proceso realmente fantástico para moldear tu sistema como un recipiente fantástico, un dispositivo fabuloso para recibir lo divino.

Es una forma muy poderosa de vivir. Poder, no sobre alguien más; todo se trata de poder para acceder a la vida.

Nota del Editor: Los programas de hata yoga de Isha son una extensa exploración del hata yoga clásico, que reviven varias dimensiones de esta ciencia antigua que están en gran parte ausentes en el mundo de hoy. Estos programas ofrecen una oportunidad incomparable para explorar Upa Yoga, Angamardana, Surya Kriya, Surya Shakti, Yogasanas y Bhuta Shuddhi, entre otras prácticas yóguicas potentes.

Encuentra un profesor de hata yoga cerca de ti