¿Cómo ser feliz? 10 consejos para encontrar la felicidad dentro de ti

Sadhguru analiza por qué la alegría es nuestra responsabilidad fundamental y responde a una pregunta común pero apremiante para muchos, «Cómo ser feliz en la vida». Nos da 10 consejos para hacerlo una realidad.
How to be Happy in Life? 10 Tips to Make Joy Your Companion
 

Sadhguru: Cuando eres fundamentalmente alegre, cuando no tienes que hacer nada para ser feliz, entonces cambiará cada dimensión de tu vida —la forma en que te percibes y te expresas, a ti mismo y al mundo—. Ya no tienes intereses creados, porque, aunque hagas algo o no lo hagas, aunque consigas algo o no lo consigas, aunque suceda algo o no suceda, serás feliz por tu propia naturaleza. Cuando eres feliz por tu propia naturaleza, tus acciones se elevarán a un nivel completamente diferente.

10 herramientas para una vida feliz

1. Date cuenta de que ser alegre es tu responsabilidad fundamental

La primera responsabilidad, y la más fundamental, de un ser humano es convertirse en un ser alegre. Ser feliz no es el aspecto supremo de la vida. Es el aspecto fundamental de la vida. Si no eres feliz, ¿puedes hacer algo más con tu vida? Solo si eres feliz, pueden abrirse otras grandes posibilidades.

Hagas lo que hagas, es solo tu cualidad interior lo que vas a difundir. Te guste o no, esa es la realidad. A menos que suceda algo de verdadero valor dentro de ti, no puedes hacer nada de tremendo valor en el mundo. Entonces, si te preocupa el mundo, lo primero que debes hacer es transformarte en un ser alegre.

2. Date cuenta de que la alegría es tu naturaleza original

No importa lo que persigas en tu vida, ya sea negocios, poder, educación o servicio, lo haces porque, en algún lugar profundo dentro de ti, hay una sensación de que esto te traerá felicidad. Cada acción que realizamos en este planeta surge de una aspiración a ser felices, porque es la naturaleza original. Cuando eras niño, simplemente eras feliz. Esa es tu naturaleza. La fuente de la alegría está dentro de ti; puedes hacerte cargo de ella.

3. Pon las cosas en perspectiva

Hoy por la mañana, ¿viste que el sol salió maravillosamente bien? Las flores florecieron, ningua estrella se cayó, las galaxias funcionan muy bien. Todo está en orden. Todo el cosmos sucede maravillosamente bien hoy, pero, solo un gusano de pensamiento que se arrastra por tu cabeza te hace creer que hoy es un mal día.

El sufrimiento sucede, esencialmente, porque la mayoría de los seres humanos han perdido la perspectiva sobre qué es de lo que se trata esta vida. Tu proceso psicológico se ha vuelto mucho más grande que el proceso existencial o, para decirlo sin rodeos, has hecho que tu insignificante creación sea mucho más importante que la creación del Creador. Esa es la fuente fundamental de todo sufrimiento. Hemos perdido por completo el sentido de lo que significa estar vivo aquí. Un pensamiento en tu cabeza, o una emoción dentro de ti, determina la naturaleza de tu experiencia ahora. Y tu pensamiento y tu emoción puede que no tengan nada que ver con, incluso, la realidad limitada de tu vida. Toda la creación sucede maravillosamente bien, pero solo un pensamiento o emoción puede destruirlo todo.

4. Mira la mente por lo que es

Lo que llamas «mi mente» no es tuyo, en realidad. Tú no tienes una mente propia. Por favor, analízalo cuidadosamente. Lo que llamas «mi mente» es solo el cubo de la basura de la sociedad. Cualquiera y todos los que pasan por tu lado te meten algo en la cabeza. Realmente no tienes ninguna opción sobre de quién recibir y de quién no recibir. Si dices: «No me gusta esta persona», recibirás mucho más de esa persona que de cualquier otra. Realmente no tienes otra opción. Si sabes cómo procesarla y usarla, esta basura es útil. Esta acumulación de impresiones e información que has reunido solo es útil para sobrevivir en el mundo. No tiene nada que ver con lo que eres.

5. Pasa de lo sicológico a lo existencial

Cuando hablamos de un proceso espiritual, hablamos de pasar de lo psicológico a lo existencial. La vida se trata de la creación que está aquí, conocerla absolutamente y experimentarla como es; no distorsionarla como tú quieras. Si quieres pasar a la realidad existencial, para decirlo de manera muy simple, solo tienes que ver qué es lo que crees que no es importante, qué sientes que no es importante. Qué crees que no tiene nada que ver con la realidad. Qué no tiene gran relevancia para la vida. La mente solo parlotea con tonterías que has recogido de otro lugar. Si crees que es importante, nunca mirarás más allá de eso.

Tu atención fluye naturalmente en la dirección de lo que tengas como importante. Si tu pensamiento y tu emoción son importantes, naturalmente toda tu atención estará allí. Pero esa es una realidad psicológica. Eso no tiene nada que ver con lo existencial.

El sufrimiento no llueve sobre nosotros, se fabrica. Y la unidad de fabricación está en tu mente. Es hora de cerrar la unidad de fabricación.

6. Deja de perseguir, empieza a expresar

Hoy buscamos la felicidad tan vigorosamente que está siendo amenazada la vida misma del planeta. No estés en la búsqueda de la felicidad. Aprende a expresar tu felicidad en el mundo. Si miras hacia atrás en tu vida y analizas, los momentos más bellos de la vida son momentos cuando expresas tu alegría, no cuando la buscas.

Lo que guardas nunca será tu cualidad. Lo que distribuyes será tu cualidad. Si ahorras tu alegría, al final de tu vida nadie hará la cuenta: «Ella ahorró cada gota de alegría; es la muerta más alegre». Dirán: «Esta horrible criatura nunca jamás sonrió en su vida». Pero si, todos los días, repartieras tu alegría y amor, la gente diría: «Oh, ella era un ser alegre y amoroso».

7. ¡Sonríe!

Cuando te levantes por la mañana, lo primero que debes hacer es sonreír. ¿A quién? A nadie. Porque el solo hecho de que te despertaste no es algo pequeño. Tantos millones de personas que se fueron a dormir anoche no se despertaron hoy, pero tú y yo nos despertamos. ¿No es genial que te despertaras? Así que sonríe porque te despertaste. Luego mira a tu alrededor y, si hay alguien, sonríeles. Para tanta gente, alguien querido para ellos no se despertó hoy por la mañana. Todos los que son queridos para ti se despertaron: ¡guao! Es un gran día, ¿no? Luego sal y echa un vistazo a los árboles. No murieron anoche tampoco.

Puedes pensar que esto es ridículo, pero sabrás la realidad de eso cuando no se despierte alguien querido para ti. No esperes hasta entonces para darte cuenta del valor de ello. No es algo ridículo, esto es lo más valioso: que estás vivo y todo lo que te importa está vivo. Cuando, en esta noche desastrosa, tantas personas no se despertaron y los seres queridos de tantos otros no se despertaron, tú y tus seres queridos se despertaron. ¿No es un evento fantástico? Aprécialo y sonríe, por lo menos. Aprende a mirar a algunas personas con amor..

8. ¡Recuérdate a ti mismo de sonreír!

Muchas personas, en solo una hora, olvidan todo esto y muy pronto su cerebro reptil quiere morder a alguien. Así que date una dosis una vez por hora: un recordatorio del valor de la vida. Si eres muy insensible, recuérdatelo cada media hora. Si eres terriblemente insensible, recuérdatelo cada cinco minutos. Solo toma diez segundos recordártelo a ti mismo. También podrías hacerlo en solo dos segundos: «Estoy vivo, estás vivo. ¿Qué más?»

9. Transforma lo que hay adentro

En la actualidad, la calidad de tu vida no está determinada por la ropa que usas, los títulos educativos que llevas, los antecedentes familiares de los que provienes o los saldos bancarios que posees. Más bien, la calidad de tu vida depende de cuán pacífico y alegre estés dentro de ti.

Definitivamente, alguien que no tiene comida y que está privado de las necesidades básicas para la supervivencia puede ser físicamente miserable. Eso debe atenderse. Para tales personas, debemos ocuparnos primero de esas cosas. Pero, para la mayoría de los demás, sus necesidades son una lista interminable. ¿Crees que el hombre que conduce el auto es más feliz que el hombre que camina por la calle? No. No se decide por lo que tienes. Depende de cómo sean en ese momento.

10. Deja de compararte con los demás

La mayoría de las personas son miserables no por lo que no tienen. Es simplemente porque se comparan con otra persona. Conduces una moto, ves a alguien en un Mercedes y te haces miserable. Alguien va en una bicicleta, te ve en una moto y eso es una limusina para él. Alguien que camina por la calle mira la bicicleta y piensa: «Guao, si solo tuviera eso, ¡lo que habría hecho con mi vida!». Es un juego tonto y simplemente sigue pasando.

Todas aquellas personas que dependen de las situaciones externas para ser felices nunca conocerán la verdadera alegría en sus vidas. Definitivamente es hora de que miremos hacia adentro y veamos cómo crear bienestar personal. De tu propia experiencia de vida, puedes ver claramente que el verdadero bienestar vendrá a ti solo si cambia tu interioridad. Si dependes de lo externo para que te traiga alegría, debes entender, lo externo nunca sucede 100% de la manera que quieres. Cuando esta es la realidad, al menos esta única persona, tú, debe suceder de la manera que tú quieres que sea. Si tú, de verdad, sucedieras de la manera que tú quieres ser, la elección más natural sería la alegría. Eso no es algo que tengas que perseguir. Si regresas a tu naturaleza original, la alegría es la única forma en que serás.

Descarga el libro electrónico gratuito «Inner Management» («Administración Interior»), donde Sadhguru ofrece herramientas efectivas para mejorar nuestras capacidades, y nos da una forma de abrir una nueva dimensión de la vida que nos libera de las influencias externas.

Descargar «Inner Management» («Administración Interior»). Aún no se encuentra disponible en Español.