Seres humanos: La cumbre de la evolución física

Recientemente, neurocientíficos han reportado que los estudios muestran que el cerebro humano no puede evolucionar más allá de donde está ahora mismo. En este artículo, Sadhguru describe cómo esto siempre se ha sabido en la percepción yóguica y explica cómo un ser humano está perfectamente en sintonía con los ciclos en el sistema solar.
 

Sadhguru: En el sistema yóguico, hemos dicho que de toda la vida en este planeta, el ser humano no solo es el más dominante, sino que la vida no puede evolucionar más allá de esto, en términos de cuerpo y en términos de cerebro. Solo se puede aprender a usarlo mejor, pero no puede evolucionar. Cómo llegamos a esto es observando los ciclos de vida de varias criaturas, desde gusanos, insectos, pájaros, animales y plantas. Encontramos que el ciclo humano está perfectamente en sintonía con los ciclos que suceden en el sistema solar, porque la vida en este planeta es solo una manifestación de las energías que trabajan en este sistema solar.

En términos del ciclo solar y lunar, el cuerpo humano está perfectamente sincronizado. La vida no puede ir más allá de esto; esta es la percepción yóguica. Solo podemos ver cómo utilizarlo mejor; no podemos hacer nada más.

Este cuerpo es un pedazo de tierra impulsado por el Sol. Eres una vida que funciona con energía solar. Si el sol no sale mañana, los datos científicos dicen que dentro de dieciocho horas, toda el agua de los océanos, tu sangre, tu cerebro —todo— se congelará.

Así que hoy por la mañana salió el sol. Eso no es algo pequeño; lo es todo. Puede que no seas consciente de esto, pero tu vida está muy directamente conectada con lo que sucede con el Sol y la relación entre el planeta y el Sol. Cada doce años y cuarto a doce años y medio, se completa un ciclo solar. Si estás consciente, notarás que cada doce a doce años y medio, la vida de cada ser humano pasa por un cierto ciclo. Muchos cambios ocurrirán en la fisiología, en la mentalidad y en las situaciones de la vida de cada ser humano. Es solo que doce y pico de años es demasiado para que la gente pueda hacer un seguimiento. Es por eso que  no se dan cuenta.

Algo que probablemente nadie puede evitar notar es la luna y los ciclos de la luna. Sabemos claramente que si nuestras madres y sus cuerpos no estuvieran adecuadamente sintonizados con los ciclos de la luna, no hubiernamos nacido.  

Así que en términos de los ciclos solares y lunares, el cuerpo humano está perfectamente sincronizado. La vida no puede ir más allá de esto; esta es la percepción yóguica. Solo podemos ver cómo utilizarlo mejor; no podemos hacer nada más. Hoy en día es curioso que los neurocientíficos digan lo mismo, que la inteligencia humana ya no puede ser mejorada, solo puede ser mejor reorganizada o mejor utilizada, porque la física de la misma no funciona más allá de lo que es ahora mismo. Experimentos neurológicos recientes muestran que las neuronas en el cerebro humano ya no pueden mejorar. Los neurocientíficos están diciendo que no hay manera de que un ser humano pueda ser más inteligente de lo que es ahora mismo; solo puede llegar a usar mejor el cerebro. Una forma de ser más inteligente es aumentar el tamaño de la neurona. Si aumentas el tamaño de la neurona, el número de conexiones que conlleva el aumento del tamaño consumiría una cantidad energía insostenible.

Una vez que hemos llegado como humanos, solo un extremo de la vida está determinado, el otro extremo está abierto de par en par. Este es el problema humano, que los seres humanos no están sufriendo su atadura; están sufriendo su libertad.

Otra manera de ser más inteligente es expandir un poco el cráneo y aumentar el número de neuronas. Pero entonces la comunicación entre ellas no será coherente. La única forma en que un ser humano puede utilizar mejor su cerebro es aportando más coherencia. En este momento, la mayoría de las señales que están sucediendo en el cerebro son aleatorias. Si se pueden hacer más coherentes, parecerá que es más inteligente, pero en realidad no ha pasado nada, solo un poco de organización. No se ha producido ninguna mejora en realidad.

Así que estar en sintonía con los ciclos del Sol y la Luna en la formación de este cuerpo es esencialmente la física del cuerpo. Las leyes físicas no nos permitirán ir más allá de esto. Esto es algo que hemos sabido durante miles de años. Ahora mismo, la vida en este sistema solar ha alcanzado su punto máximo. A ti te corresponde darle un mejor uso del que le das ahora.  Una vez que hemos llegado como humanos, solo un extremo de la vida está determinado, el otro extremo está abierto de par en par. Para cualquier otra criatura en este planeta, ambos extremos están determinados. Este es el problema humano, que los seres humanos no están sufriendo su atadura; están sufriendo su libertad.

Un extremo cerrado, el otro abierto significa que eres libre. No solo eres libre; estás protegido. Si ambos extremos estuvieran abiertos, eso significa que estás libre pero desprotegido. Pero un extremo cerrado y el otro abierto significa que estás protegido pero eres libre.

Es más que fantástico que la gente que estudia la microbiología de un ser humano diga: «Las células humanas son únicas». Cuando hablaba de esto en Estados Unidos, un microbiólogo se me acercó después de la charla y me dijo: «Lo que has dicho es realmente increíble. Esto es algo que sabemos, que la célula humana es diferente a todas las demás células que se encuentran en este planeta. Por la forma misma en que está estructurada: un extremo está abierto». Tus mismas células en el cuerpo están creadas así. Son células abiertas en uno de sus extremos. Ninguna otra célula en el planeta ha sido creada de esta manera. Esto significa que la naturaleza ha hecho todo lo que puede hacer contigo. El resto por  hacer con esto es solo tú y tú y solo tú. Porque ¡la naturaleza ya ha hecho todo lo que puede hacer contigo! Solo eres tú. ¿Y no es maravilloso que todo esté en tus manos?