El significado del amor verdadero: llevando el amor más allá de las palabras

Examinando el significado del amor verdadero, Sadhguru nos da un poderoso proceso para llevar el amor más allá de las palabras, y convertirlo en una cualidad duradera dentro de nosotros.
the-true-meaning-of-love-taking-love-beyond-words
 

Examinando el significado del amor verdadero, Sadhguru nos da un poderoso proceso para llevar el amor más allá de las palabras, y convertirlo en una cualidad duradera dentro de nosotros.  

«El amor es un anhelo de incluir a alguien  como parte de ti mismo. Es una posibilidad para  convertirte en más de lo que eres por inclusión» -Sadhguru

Sadhguru: La expresión en inglés, «Falling in love» (que significa enamorase o «caer en amor»), es significativa porque nadie se eleva en amor o asciende en amor: «caes en amor», porque algo de lo que tú eres tiene que irse. Si no todo tú, al menos una parte de ti debería colapsar. Solo entonces hay un romance. Estás dispuesto a destruir un poco de ti mismo por el bien del otro. En esencia, significa que alguien más se ha vuelto mucho más importante que tú mismo.

El amor no es un esquema de beneficio mutuo.


Desafortunadamente, lo que la mayoría de la gente llama «amor», es solo un esquema de beneficio mutuo.

Un día, un hombre llamado Shankaran Pillai fue a un parque. Ahí había una mujer bonita sentada en una banca de piedra. Él fue y se sentó en la misma banca. Después de unos minutos, se acercó un poco más a ella. Ella se alejó. Una vez más, esperó unos minutos y se acercó un poquito más a ella. Ella se alejó. Él esperó de nuevo, y luego se acercó aún más. Para entonces ella se había movido hasta el final de la banca. El extendió su mano y la puso sobre la de ella. Ella lo hizo a un lado. Él se sentó ahí por un rato, luego se arrodilló, arrancó una flor, se la dio y dijo: «Te amo. Te amo como nunca he amado a nadie en mi vida».

Ella se derritió. La naturaleza tomó el control e hicieron lo que quisieron entre ellos. Estaba comenzando a anochecer; Shankaran Pillai se levantó y dijo: «Tengo que irme. Son las ocho en punto. Mi esposa estará esperando».

Ella dijo: «¿Qué? ¿Te vas? ¡Acabas de decir que me amabas!»

«Sí, pero es hora. Me tengo que ir».

Si puedes mirar todo amorosamente, el mundo entero se vuelve hermoso en tu experiencia. Te das cuenta de que el amor no es algo que haces; el amor es tu forma de ser.

En general, hemos establecido relaciones dentro de marcos que son cómodos y lucrativos para nosotros. Las personas tienen necesidades físicas, psicológicas, emocionales, financieras o sociales. Una de las mejores formas de satisfacer estas necesidades es decirle a la gente «te amo». Este llamado «amor» se ha vuelto como un mantra: ábrete sésamo. Intentas obtener lo que quieres al decirlo.

Cada acción que realizamos es, de alguna manera, para satisfacer ciertas necesidades. Si observas esto, existe la posibilidad de que puedas crecer en el amor como tu cualidad natural. Pero la gente sigue engañándose a sí misma creyendo que las relaciones que han hecho por conveniencia, comodidad y bienestar, son en realidad relaciones de amor. No estoy diciendo que no haya ninguna experiencia de amor en esas relaciones, pero está dentro de ciertas limitaciones. No importa cuántos «te amo» se hayan dicho, si algunas expectativas y requisitos no se cumplen, las cosas se desmoronarán.

El significado de amor verdadero

Cuando hables sobre el amor, tiene que ser incondicional. Realmente no existe tal cosa como el amor condicional y el amor incondicional. Es solo que hay condiciones y hay amor. En el momento en que hay una condición, esto únicamente equivale a una transacción. Tal vez una transacción conveniente, tal vez un buen arreglo ─tal vez muchas personas hicieron arreglos excelentes en la vida─ pero eso no te dará plenitud; eso no te transportará a otra dimensión. Es solamente conveniente.

Cuando dices «amor», no necesariamente tiene que ser conveniente; la mayoría del tiempo no lo es. Este toma vida. El amor no es una cosa genial para hacer, porque te devora. Si tienes que estar enamorado, tú no deberías estar. Tú, como persona, debes estar dispuesto a caer; solo así puede suceder. Si tu personalidad se mantiene fuerte en el proceso, es solo una situación conveniente, eso es todo. Necesitamos reconocer qué es una transacción y qué es realmente un romance. Un romance no necesita ser con ninguna persona en particular; podrías estar teniendo un gran romance, no con alguien en particular, sino con la vida.

Lo que tú haces, lo que tú no haces, es de acuerdo a las circunstancias que te rodean. Nuestras acciones son como lo exige la situación externa. Lo que haces fuera de ti mismo siempre está sujeto a muchas condiciones. Pero el amor es un estado interno: cómo estés dentro de ti, definitivamente puede ser incondicional.

Haz del amor tu cualidad

Cuando hablas de amor, tiene que ser incondicional. Realmente no existe tal cosa como el amor condicional y el amor incondicional

Si tú eres vida, es muy natural amar. Todo ser humano es capaz de amar, pero, desafortunadamente, muchos se han incapacitado a sí mismos con todo tipo de sistemas de creencias, opiniones, filosofías, ideologías: todo excepto la vida.

El amor no se importa del Cielo

La gente profesa amar a Dios o creer que Dios los ama. La suposición es que el amor es una cualidad que necesita ser importada del Cielo. Pero, ¿alguien sabe realmente si Dios ama o no? Reverenciamos a quien sea que creó esta gran creación; una creación que confunde la mente. Reverenciamos al creador, pero no sabes si él es amor, o alegría o paz.

El amor es una emoción humana

Los seres humanos son capaces de amar cuando están dispuestos. Desafortunadamente, queremos exportar todo lo que es bello en nuestra vida al Cielo y vivir arbitrariamente en este planeta. Amor, alegría, dicha: estas son posibilidades humanas.

Un proceso sencillo

El amor no es algo que hacer con otra persona. El amor nunca es entre dos personas. Es lo que sucede dentro de ti, y lo que sucede dentro de ti no tiene por qué ser esclavizado a alguien más. Por 15 a 20 minutos diarios, ve y siéntate con algo que no signifique nada para ti; tal vez un árbol, una piedra, un gusano o un insecto. Después de un tiempo, encontrarás que puedes mirarlo con tanto amor como lo haces con tu esposa o esposo, con tu madre o tu hijo. Tal vez el gusano no sepa esto. Eso no importa. Si puedes mirar todo amorosamente, el mundo entero se vuelve hermoso en tu experiencia. Te das cuenta de que el amor no es algo que haces; el amor es la manera en que eres.

 
 
  0 Comments
 
 
Login / to join the conversation1