La alegría de la acción: Sadhguru habla sobre por qué hace lo que hace

¿Por qué elegiría un ser iluminado seguir involucrándose en el mundo? Sadhguru explica que la verdadera alegría de la acción solo la conoce quien no tiene ninguna necesidad de acción.
The Joy of Action – Sadhguru on Why He Does What He Does
 

P: Tú estás dirigiendo todas estas actividades en Isha, además de todos los viajes, las charlas, tienes que tratar con la gente y responder las mismas preguntas una y otra vez. ¿Qué sacas de todo esto? Para mí, eso parece como un montón de estrés. Si yo fuera una persona iluminada, simplemente me sentaría y sería feliz por eso. ¿Por qué estás haciendo lo que estás haciendo?

Sadhguru: La verdadera alegría de la acción solo la conoce aquella persona que no tiene ninguna necesidad de acción. Cuando estás activo de manera compulsiva, no sabes qué es la acción. Si yo cierro los ojos, puedo sentarme así hasta que caiga muerto. Si tan solo me siento en un lugar durante cualquier cantidad de días, no tengo ni un solo pensamiento en mi mente. Simplemente estoy vivo, eso es todo. Sin pensamientos, sin emociones, nada: solo vida. Cuando no tienes ninguna necesidad de acción, cuando no hay ninguna compulsión en tu acción, cada movimiento que haces, sin excepción, con tu cuerpo o en tu mente o lo que sea que estés haciendo, simplemente te hace cosquillas hasta el éxtasis. Si no haces nada, ¡vuelves a estar extático!

La parte más hermosa de mi vida es cuando no estoy haciendo absolutamente nada —no solo en el cuerpo; en todos los aspectos—, simplemente sin hacer nada. Pero entras en acción porque miras a tu alrededor y ves que es necesario. Cuando te sucede algo hermoso, tienes un impulso natural de compartirlo. Incluso si escuchas un buen chiste, ¿te vas a tu casa, te cubres con una manta y te lo cuentas a ti mismo? ¿O quieres encontrar a tu amigo y contarle el chiste? En algún lugar, lo que eres «tú» y lo que es «el otro» no es diferente; no puedes ignorar eso.

¿Significa eso que tenemos que hacer algo con desesperación? No. Como dije, si cierro los ojos, no tengo ninguna necesidad de volver a abrirlos. Simplemente puedo sentarme y terminar mi vida. Pero la gente está viviendo de varias maneras.

Crear sufrimiento

No sé cuán expuesto estás al sufrimiento humano. Todos los días, me encuentro con cientos de personas y mi problema es que, en el momento en que se sientan frente a mí, las veo de principio a fin: cada partícula de ellos. No importa cuán alegre sea la cara que pongan, los veo de principio a fin. Si te fijas en la variedad de sufrimiento que los seres humanos han inventado, es de verdad asombroso. ¡Cuántas maneras han descubierto para sufrir! Las guardianes del infierno no son ninguna competencia para ti.

Hubo un tiempo cuando todo esto era nuevo dentro de mí y, si solo miraba a las personas, estallaba en lágrimas; siempre, en cualquier lugar. Porque yo estoy estallando de dicha y ellas andan por ahí, miserables, sin ninguna razón. Todo lo que yo tengo, ellas también lo tienen dentro de sí mismas, pero van por ahí con una cara miserable. Me retiraba por largos períodos, solo para no verlas. Ahora, he aprendido a reír, porque, con lágrimas, no puedes trabajar. Ahora me río, no porque tú estés sufriendo y yo no, sino por la forma en la que estás creando sufrimiento para ti, cuando no hay absolutamente ninguna necesidad de hacerlo.

Lo que es más necesario

Puedes pensar que tienes un sinfín de razones para tu sufrimiento, pero, por favor, míralo con sinceridad: no hay ninguna razón. En algún lugar, perdiste tu equilibrio básico con la vida. Has perdido la cabeza con la vida. Lo que ofrecemos como «Ingeniería Interior» es, en esencia, para que puedas hacer algo al respecto. Mi enseñanza o mi método no está en mis palabras. Te hablo con lógica porque, ahora mismo, eso es lo único que puedes entender. Si estás dispuesto a sentarte conmigo por un solo momento, sin todas estas tonterías lógicas, te haré estallar. Pero estás sentado conmigo, no porque me experimentes tal como soy, ni porque veas cualquier otro valor o experiencia, sino simplemente porque tengo sentido lógico para ti. Es una manera muy pobre de estar conmigo.

Después de la consagración del Dhyanalinga, había preparado todo para irme; pero, por alguna razón, me quedé. Así que, de todos modos, estoy aquí entre la gente, así que puedo hacer algo. Cuando no hay compulsión de actuar, harás lo que más se necesite de forma natural. Ahora mismo, lo que veo más necesario en el mundo es que las personas puedan subir, al menos, un escalón en la forma en la que experimentan la vida. Sería un gran alivio para ellos y para el planeta.

Nota del editor: Echa un vistazo a las «Herramientas de yoga, de 5 minutos, para la transformación»: sencillas prácticas de Upayoga para la alegría, la paz, el bienestar, el éxito y más. (En español). O, también, puedes descargar la aplicación para Android e iOS. (La aplicación pronto estará disponible en español).