¿Qué es el karma yoga y por qué es necesario?

Sadhguru desmitifica el camino del Karma Yoga y explica cómo una persona puede utilizar sus acciones para liberarse o para atarse. Sigue leyendo para saber cómo puedes convertir tus acciones en un proceso de crecimiento espiritual.
 

Sadhguru examina la importancia del proceso del karma yoga, su papel en el camino espiritual y cómo se puede utilizar la acción como un medio para el crecimiento espiritual.

Pregunta: ¿Cuál es el papel del karma yoga en la sadhana?

Sadhguru: En realidad, no es necesario. El yoga no necesita karma. Yoga es ir más allá del karma. La razón por la que se ha introducido el karma yoga es para proporcionar equilibrio en una persona. Sea lo que sea que llamemos como nuestra consciencia, nuestro amor, nuestra experiencia o nuestros atisbos de nuestra realidad, si esto se debe mantener, el camino de la no acción es un camino muy maravilloso, pero es muy resbaladizo. Extremadamente resbaladizo. Es el más sencillo y el más difícil. No es difícil, pero no es nada fácil, porque es simple: ahora mismo, aquí y ahora. Pero ese aquí y ahora, ¿cómo conseguirlo? Hagas lo que hagas, no está en tus manos. Nunca va a estar en tus manos. Pero tus manos necesitan algo en este momento; necesitas sostener algo. Por eso, la muleta del karma yoga. Sin la muleta, la mayoría de las personas no podrán caminar. Hay algunos seres que pueden caminar sin la muleta desde el primer momento. Son seres excepcionales. Todos los demás necesitan la muleta para manejar su consciencia. Sin ella, la mayoría de las personas son incapaces de permanecer conscientes. Así que el karma yoga se introduce en tu vida para atemperar adecuadamente la sadhana con el tipo correcto de acción.

La actividad: o libera o enreda

Desafortunadamente, el karma yoga ha sido descrito como un servicio, pero no es así.

Desafortunadamente, el karma yoga ha sido descrito como un servicio, pero no es así. Es una manera de deshacer las impresiones que has acumulado. Si puedes involucrarte alegremente en cualquier actividad, eso es karma yoga. Si lo haces con gran esfuerzo, solo vendrá el karma, ¡no habrá yoga! Por lo general, te enmarañas y te enredas con la vida a través de varias actividades que realizas. Pero si la actividad se convierte en un proceso de liberación en lugar de enredo, es karma yoga. Ya sea en el trabajo, caminando por la calle o hablando con alguien, la naturaleza de la actividad no es importante. Cuando haces algo solo porque es necesario, algo que no significa nada para ti pero eres capaz de involucrarte como si eso fuera tu vida, ello te transforma y la acción se vuelve liberadora. Cuando estábamos construyendo el Dhyanalinga, la gente pensaba, «¡Esto es! Él quiere que esto ocurra. Hagámoslo! Una vez que esto esté terminado, podremos relajarnos». Ellos trabajaron como si su vida dependiera de ello. Fueron de casa en casa recaudando fondos y trayendo el apoyo necesario y lo hicieron posible. Cuando terminó, antes de que dijeran «Uff...», anuncié diez proyectos diferentes. Siempre voy a mantener ese ritmo, porque la gente necesita ese tipo de acción. Tienen que hacer lo que se necesita sin preocuparse por su realización, ni por sus gustos y aversiones. De todos modos, estamos haciendo algo por nuestro crecimiento, así que hagamos algo que sea útil para todos. Hagamos acciones sensatas.

Involucramiento total

Hacer algo que no significa nada para ti, pero con total involucramiento es lo que rompe la estructura kármica.

Ha habido muchos maestros que crearon acciones como esta. Cuando Gurdjieff abrió sus centros en Europa, la élite europea acudió a él. Por la mañana, él les daba una pala y un pico y les decía: «Caven trincheras». Ellos se paraban bajo el ardiente sol  y cavaban y cavaban. Estas no eran personas acostumbradas a ningún tipo de trabajo. Después de unas horas de trabajo, ya tenían ampollas por todas partes. Él se paraba allí y las hacía continuar. Al anochecer, estaban hambrientos, pero trabajaban y trabajaban cavando trincheras. Entonces, él miraba el reloj: «Bien, son las siete. Parece que es hora de cenar. Todos ustedes pueden volver a cerrar las trincheras antes de que vayamos a cenar». ¡Un día entero de trabajo! Hacer algo que no significa nada para ti con total involucramiento es lo que rompe la estructura kármica. Karma significa acción. Si la acción tiene que convertirse en yoga, la acción debe ser liberadora. Si tu actividad se ha convertido en un proceso en el que te atas, es karma. Por tanto, la cuestión no se trata de cuánta actividad realizas. Cómo realizas la actividad es lo que marca la diferencia. Si estás arrastrándote durante tu trabajo, eso es karma. Si están bailando durante tu trabajo, eso es karma yoga.

Nota del editor: Suscríbete al canal oficial de Sadhguru en  

-->