¿Está mi mente realmente en mi contra?

Sadhguru responde a la pregunta de si nuestras propias mentes están realmente trabajando en nuestra contra en el camino espiritual.
esta—la—mente—en—contra
 

Sadhguru responde a la pregunta de si nuestras propias mentes están realmente trabajando en nuestra contra en el camino espiritual..


Interrogador: ¿Está nuestra mente realmente en nuestra contra todo el tiempo y si lo está, entonces por qué es así?

Sadhguru: Ahora, es debido a tu mente que has oído hablar de una palabra llamada espiritualidad. ¿Sí? Es por tu mente que eres capaz de entender lo que te estoy hablando ahora mismo. Así que alguien que es tu amigo, no lo conviertas en un enemigo. Por favor, observa tu vida y dime, ¿es tu mente tu amiga o tu enemiga? Eres quien eres solo por tu mente, ¿no es así? Hiciste un desastre de ti mismo, eso es cosa tuya. Si quieres estar sin ella, es muy simple; solo necesitas un gran golpe en la cabeza. La mente no es el problema. No sabes cómo manejarla, ese es el problema. Así que no hables de la mente, solo mira la inadecuación con la que estás tratando de manejarla. Sin ningún tipo de comprensión o entendimiento sobre algo, si tratas de manejarla, entonces se convertirá en un desastre.


La mente no es el problema. No sabes cómo manejarla, ese es el problema.

Ahora mismo, por ejemplo, cultivar arroz, ¿crees que es una gran hazaña? Un simple agricultor lo está cultivando. Te daré 100 gramos de granos de arroz, la tierra necesaria y todo lo que necesites. Cultiva un acre de arrozal y me lo das, verás qué desastre serás. No porque el cultivo de arroz sea algo tan complicado, sino porque no entiendes nada al respecto, por eso es tan difícil. Del mismo modo, mantener la mente vacía como el espacio no es una cosa difícil, es la cosa más fácil. Pero no entiendes nada, así que es muy difícil. La vida no funciona así. Si quieres tener la capacidad de manejar algo bien, tienes que tener una comprensión completa de lo que es. De lo contrario, solo por accidente unas cuantas veces puede que lo consigas. No funcionará cada vez.

Un día en una iglesia muy fundamentalista, el pastor estaba yendo a la escuela dominical para niños antes del servicio. Sabes, todos son gente con mucha energía, así que realmente se estaba metiendo con ellos. Luego se dio cuenta de que los niños se veían un poco deprimidos, así que pensó que lo haría un poco más interesante para ellos diciéndoles un acertijo. Y les dijo: «Ahora les voy a dar un acertijo. «¿Qué recoge nueces para el invierno, trepa árboles, salta y tiene una cola peluda?» Una niña pequeña levantó la mano. «De acuerdo, dime qué es». Ella dijo: «Sé que la respuesta es Jesús, pero para mí suena como una ardilla». ¿De acuerdo? Así que ese es el tipo de cosas que has recibido hasta ahora. La mayor parte de la educación que recibiste está en este contexto. Lo que es correcto e incorrecto, lo que está bien y lo que no, lo que es Dios y el diablo, todo está en este contexto, no desde tu propia experiencia de vida.

Una vez que te identificas con algo que no eres, la mente es un tren exprés que no puedes parar. Haz lo que quieras, no se detendrá.

Entonces, ¿cómo puedes detener esta mente? Te has identificado con cosas que no eres. En el momento en que te identifiques con algo que no eres, la mente seguirá sin parar. Supón que comiste mucha comida grasosa, entonces tendrás gases. Ahora tratas de sostenerlos, no puedes. Si estás comiendo la comida correcta, no tienes que sostener nada, el cuerpo está bien. Lo mismo con tu mente; te identificas erróneamente con cosas que no eres. Una vez que estas identificado erróneamente, no puedes detener la mente.

Si no te identificas con todo lo que no eres, verás que la mente estará en blanco y vacía. Si quieres usarla, puedes usarla; de lo contrario, simplemente estará vacía. Así es como debe ser, no tiene otra cosa que hacer de otra manera. Pero ahora mismo, te has identificado con tantas cosas que no eres. Solo mira con cuántas cosas te identificas, empezando por tu cuerpo físico. Tantas cosas con las que te identificas y estás tratando de detener tu mente, tratando de meditar; no funcionará. O desmantelas tus identificaciones o la vida te lo hará a ti. Sea lo que sea con lo que te identifiques, cuando la muerte se enfrenta a ti, todo se cae, ¿no es así? Así que si no aprendes de otra manera, la muerte vendrá y te enseñará que esto no es así. Si tienes algo de sentido común, aprende ahora mismo de que no es esto. Si no aprendes ahora, la muerte vendrá y te sacará de un golpe de tus identificaciones.

Así que tienes que des-identificarte. Todos los días simplemente pasa 10 minutos por la mañana y ve cuáles son todas las cosas con las que estas identificado, que en realidad no eres tú. Te sorprenderás al ver de cuántas maneras ridículas y con cuántas cosas ridículas te identificas. Simplemente rompe mentalmente todas las cosas que te rodean en tu casa y ve, sabrás todas las cosas con las que te identificas. Cosas pequeñas, cosas grandes, tu propia casa, tu familia, todo, mentalmente solo rómpelo y verás. Todas las cosas que te duelen; te identificas con ellas obviamente. Una vez que te identificas con algo que no eres, la mente es un tren exprés que no puedes parar. Haz lo que quieras, no se detendrá. Así que pones la mente a toda máquina y quieres usar los frenos; no funciona de esa manera. Debes quitar la pierna del acelerador primero, antes de frenar cualquier vehículo.

Nota del editor: Encuentra más información sobre el potencial de la mente humana en «La mente es asunto tuyo».