Los biólogos han señalado que uno de los pasos más grandes en el proceso evolutivo de un animal fue el paso de una columna vertebral horizontal a una vertical. Fue solo después de este paso que se produjo el florecimiento de la inteligencia. Por lo tanto, al hacer uso de este aumento natural de energías en el festival de toda la noche de Mahashivratri, con el tipo correcto de mantras y meditaciones, podemos acercarnos un paso más a lo Divino.

La elevación de las energías tiene lugar incluso si no hay sadhana en la vida de una persona. Pero, especialmente para aquellas personas que están en algún tipo de sadhana yóguica, mantener el cuerpo en posición vertical —o, en otras palabras, no dormir en esta noche— es muy importante.

Mahashivratri es muy significativo para las personas que están en el camino espiritual y también para las personas con carreras y en situaciones familiares. Para las personas que viven en familia, Mahashivratri se venera como el aniversario de bodas de Shiva. Los ambiciosos lo ven como el día en que Shiva conquistó a todos sus enemigos. Pero, en la tradición yóguica, no consideramos a Shiva como un dios, sino como el primer gurú o Adi- Gurú: aquel que originó la ciencia del yoga. La palabra «Shiva» significa ‘lo que no es’. Si puedes mantenerte en un estado tal que no seas tú mismo, y permites que Shiva sea, entonces es posible abrir la posibilidad de una nueva visión en la vida y mirar la vida con total claridad.