¿Qué es tantra yoga? Definitivamente orgásmico, pero no sexual

Muchas interpretaciones erróneas, especialmente en Occidente, han presentado el tantra para significar sexo sin inhibiciones. Sadhguru aclara qué es realmente el tantra y qué no es.
Sadhguru erklärt Tantra Yoga
 

Un buscador le pregunta a Sadhguru: «¿Qué es el tantra?» Sadhguru examina la tradición tántrica y explica cómo la relación gurú-discípulo definitivamente puede ser orgásmica, pero no sexual.

Pregunta: ¿Qué es exactamente el tantra? Se dice que, en la tradición tántrica, cuando la relación entre el gurú y el shishya se vuelve íntima y sagrada, podría haber una cercanía que incluso puede ser sexual. La atracción shishya-gurú —como es evidente en la tradición de apasionamiento entre Krishna y las gopis—, podría manifestarse como unión sexual. Entonces, ¿qué es realmente el tantra y cómo se relaciona con nuestra sexualidad?

Sadhguru: Desafortunadamente, en los países occidentales, el tantra se presenta de tal manera que se supone que significa sexo sin inhibiciones. Ha sido tan mal interpretado. Esto se debe a que hay libros sobre tantra que han sido escritos por personas que solo quieren vender libros. No son tántricos de ninguna manera.

¿Qué es el tantra?

La palabra «tantra» significa literalmente una técnica o una tecnología. Esta es una tecnología interna. Estos son métodos subjetivos, no métodos objetivos. Pero, en la comprensión actual en la sociedad, la palabra «tantra» se refiere a métodos muy poco ortodoxos o socialmente inaceptables. Es solo que ciertos aspectos se usan de cierta manera. No es diferente del yoga. Es una rama del yoga llamada tantra yoga.

Que las personas piensen en términos de «Tengo necesidades sexuales, así que seguiré el camino tántrico» no tiene sentido.

El mecanismo humano está compuesto por el cuerpo físico —una acumulación de alimentos consumidos—, el cuerpo mental —la parte de software y memoria que hace que los individuos funcionen de maneras específicas— y el cuerpo energético —el fundamento sobre el cual se alojan lo otros dos—. Lo que hay más allá de esto es no-físico.

La naturaleza compulsiva y cíclica del cuerpo y la mente se vuelven una barrera para posibilidades mayores. Tantra es ir más allá, para que la compulsividad del cuerpo y la mente no nos mantenga atrapados en nuestras limitaciones. Se trata de aprender a usar el cuerpo, no como uno mismo, sino como un trampolín para llevar a este ser a la dimensión más alta posible.

Tantra yoga: estallando desde la cima

Tantra no se trata de sexualidad desenfrenada, como muchos suponen. La sexualidad es un instinto fundamental infundido en nuestros cuerpos para garantizar que la especie se perpetúe. Este es un requisito básico. Al mismo tiempo, uno debe conocer las limitaciones más allá de las cuales no nos llevará. Es solo al reconocer las limitaciones, y cuando llega el deseo de tocar otras dimensiones, que el yoga y el tantra se vuelven relevantes.

Que las personas piensen en términos de «Tengo necesidades sexuales, así que seguiré el camino tántrico» no tiene sentido. En el tantra, no es que alguien esté usando solo la sexualidad para crecer. Están utilizando todos los aspectos para crecer. Desafortunadamente, puede haber personas que se sienten atraídas por ese camino por razones equivocadas. Van porque quieren una sanción espiritual para su sexualidad. ¿Por qué quieres mentirte sobre tu espiritualidad? Maneja tu biología como biología, no tienes que darle otros nombres.

Las necesidades sexuales pueden satisfacerse formando relaciones para ese propósito, ya sea dentro o fuera del redil. Usar el proceso espiritual para satisfacer las compulsiones sexuales es reprensible e irresponsable. Puede conducir a varios niveles de pérdida porque el proceso tántrico no solo se usa para el crecimiento espiritual del individuo, sino también para crear un espacio energético para apoyar otras posibilidades que brinden bienestar a muchos.

A diferencia de la sexualidad, que tiende a encontrar liberación en el nivel inferior del sistema energético, el tantra se trata de construir nuestras energías en la fuente de la dimensión más alta del sistema energético.

El principio simple del tantra yoga es: lo que sea que pueda derribarte también puede elevarte. Las formas en que un hombre generalmente se hunde en su vida son a través de la comida, las bebidas alcohólicas y la sexualidad. El tantra yoga utiliza los mismos tres vehículos para elevar. A diferencia de la sexualidad, que tiende a encontrar liberación en el nivel inferior del sistema de energía, el tantra se trata de construir nuestras energías en la fuente de la dimensión más alta del sistema de energía, para que las energías de uno se derramen desde la parte superior. De las diferentes manifestaciones de energía en el cuerpo, denominadas los 114 chakras, el derrame de los tres primeros de arriba se considera el más alto. Si tienes que desarrollar esto, cada instinto básico, —incluido el instinto sexual, las emociones, el intelecto y el proceso de supervivencia—, debe usarse para construir y potenciar el sistema energético. La intención es utilizar todos los instintos a los que se dedica una cierta cantidad de energía en el cuerpo. Si uno entra en un acto sexual real, el desarrollo y el propósito del mismo se perderán.

Pero una vez que las personas comienzan a usar ciertas sustancias, deben estar en un cierto estado, de lo contrario, solo se convierte en adicción. Esto necesita una disciplina extrema, un tipo de disciplina que la mayoría de las personas no puede ni siquiera intentar. Cuando las personas caminan por este tipo de camino, si 100 personas lo toman, 99 terminarán solo como borrachos.

Tantra yoga de mano izquierda y derecha

Sin embargo, esto es lo que se conoce como tantra de mano izquierda, que es una tecnología más cruda. Implica varios rituales. También hay un camino de mano derecha que es una tecnología muy refinada. Estos dos son completamente diferentes en naturaleza. El camino de mano derecha es más interno y relacionado con la energía, es todo acerca de ti. No implica ningún ritual o acto externo como tal. ¿Es tantra? En cierto modo lo es, pero la palabra yoga los incluye a todos juntos. Cuando decimos yoga no estamos excluyendo ninguna posibilidad, todo está ahí. Es solo que algunas personas pervertidas vieron un cierto tipo de proceso, que es el tantra puramente de mano izquierda, donde hay un cierto uso del cuerpo. Simplemente tomaron esa parte, la magnificaron y escribieron libros sobre ella con todo tipo de sexo extraño. Eso no es tantra.

height="375" width="500"

 

Entonces el tantra no es una tontería extraña. Es una cierta capacidad. Sin ella no hay posibilidad.

Tantra significa que puedes usar tus energías para hacer que las cosas sucedan. Si puedes hacer que tu mente sea extremadamente afilada para cortar todo, este también es un tipo de tantra. Si haces que tus energías trabajen sobre tu corazón para volverte completamente amoroso y que puedas explotar con un amor enorme que simplemente abrume a todos, esto también es tantra. Si haces que tu cuerpo físico sea enormemente poderoso para hacerlo realizar hazañas increíbles, esto también es tantra. O si puedes hacer que tus energías hagan cosas por sí mismas sin emplear el cuerpo, la mente o la emoción, esto también es tantra.

Entonces el tantra no es una tontería extraña. Es una cierta capacidad. Sin ella no hay posibilidad. La pregunta es: «¿Qué tan refinado es tu tantra?» Si quieres hacer que tus energías se muevan, ¿tienes que hacer diez mil rituales o simplemente puedes sentarte aquí y hacerlo? Esa es la gran diferencia. La cuestión es baja tecnología o alta tecnología, pero sin tantra, no hay proceso espiritual.

Tantra yoga: no se trata de soplar y resoplar

Estoy hablando de actualizar tu tecnología. No tienes que soplar y resoplar para entrar en un estado orgásmico. Si te sientas con los ojos cerrados, puedes destilar orgasmos en cada célula de tu cuerpo.

La relación gurú-shishya es para llevar al shishya a una dimensión superior de conciencia, no para atraparlo en la naturaleza compulsiva de la sexualidad. Sobre todo, esta relación sagrada es definitivamente orgásmica, pero no sexual. Estoy hablando de actualizar tu tecnología. No tienes que soplar y resoplar para entrar en un estado orgásmico. Si te sientas con los ojos cerrados, puedes destilar orgasmos en cada célula de tu cuerpo. Aquellos que no han logrado alcanzar un estado de existencia orgásmico asociarán un estado de éxtasis con la sexualidad porque ese es, probablemente, el nivel más alto de experiencia que han conocido.

La gente siempre trata de recurrir a la relación Krishna-Gopi. Según la leyenda, Krishna dio una experiencia orgásmica a dieciséis mil mujeres simultáneamente. Esto no puede suceder con la unión sexual. Un shishya puede establecer una relación muy íntima con el gurú. La intimidad se entiende generalmente solo como dos cuerpos en contacto. El cuerpo no es lo suficientemente íntimo para alguien que está en el camino espiritual. El cuerpo físico es una acumulación del exterior, por lo que en los sistemas tántrico y yóguico, el cuerpo nunca se considera una parte íntima de ti. Solo cuando las energías se encuentran y se mezclan —y las energías de un gurú abruman y anulan las energías del shishya—, esto conduce a una experiencia orgásmica: una unión, pero no del tipo sexual.

Si todo lo que quieres es hacer una meditación o una práctica espiritual, realmente no necesitas un gurú. El gurú está aquí esencialmente para abrumarte con éxtasis sin nombre. Entonces, el tantra es una tecnología de liberación, no de esclavitud.

Nota del editor: encuentra más información sobre el tema en el siguiente video.