¿Qué decide nuestro éxito en la vida?

¿Qué factores deciden nuestro éxito en la vida? Sadhguru responde a la pregunta y señala lo que realmente significa el éxito.
 

Si queremos tener éxito en la vida, ¿qué es lo que más importa: el destino, Dios, el esfuerzo o la suerte?

Sadhguru: Tal vez todos ellos, pero ¿en qué proporción? Cuando dices destino, obviamente es algo sobre lo que no puedes hacer nada. Cuando dices suerte, de nuevo es algo sobre lo que no puedes hacer nada. Dios tampoco es algo sobre lo que se pueda hacer algo al respecto. Lo único que está en tus manos es el esfuerzo. Pon el cien por ciento en tu esfuerzo y que pase lo que pase. No dejes proporciones de tu energía y de tu capacidad a la suerte, Dios, el destino y todas esas cosas... eso no es asunto tuyo. Si existen, actuarán. Tu asunto es solo el esfuerzo, y el esfuerzo tiene que ser incisivo; debe ser enfocado y calibrado. Crear esfuerzo únicamente por crearlo es una tontería. El trabajo duro por sí solo no te llevará a ninguna parte. La acción correcta, el momento justo y el lugar son todos importantes.

 

Para que estas cosas sucedan, necesitas percepción e inteligencia. Eso es todo lo que debes hacer en tu vida: buscar constantemente maneras de mejorar tu percepción e inteligencia. El resto sucederá de todos modos. Y esto es justo lo que la humanidad, desafortunadamente, no está haciendo.

Por ejemplo, hace 25 años, todo el mundo quería convertirse en médico. Si querías estudiar, la primera opción era Medicina. Digamos que te hiciste médico, pero todo el mundo empezó a venir a los programas de yoga y dejó de ir a los médicos. El negocio se vendría abajo. Ya no sería una buena profesión en la cual entrar. De todos modos, muy pocas personas se están convirtiendo en médicos porque quieran ser médicos. Hay unos pocos que realmente quieren ser médicos, y que comprenden el sistema humano y sirven a la gente, pero los demás se convierten en médicos porque piensan que es lucrativo. Es bastante perturbador para mí que la enfermedad de alguien sea un negocio lucrativo, porque no querrías que todos se sanaran.

No hay receta para el éxito

No intentes armar una receta para tu éxito. El verdadero éxito ocurre cuando te empleas a ti mismo al máximo de tu potencial. No importa si te conviertes en médico, político, yogui o lo que sea; el éxito significa que estás viviendo tu vida al máximo de tu potencial. Si eso tiene que suceder, necesitas percepción y una inteligencia activa. «¿Cómo hago crecer mi inteligencia?» No te preocupes por eso. Lo importante es mejorar tu percepción. Si eres capaz de ver la vida tal y como es, tienes la inteligencia necesaria para conducirla bien. Si no eres capaz de ver la vida como es, tu inteligencia trabajará en tu contra. La gente inteligente de este planeta es generalmente la gente más miserable. Esto es simplemente porque tienen una inteligencia activa pero sin percepción de la vida.

Nunca pienses: «Quiero tener éxito». Solo fíjate en cómo te conviertes en un ser completo, y encontrará expresión.

La gente hoy en día está tratando de ampliar sus mentes, lo que puede hacer que uno sea socialmente exitoso, pero no verdaderamente exitoso. Si quieres tener éxito de verdad, debes ser capaz de ver todo tal y como es, sin distorsiones. Si puedes ver todo tal y como es, la vida se vuelve entretenida, se convierte en un juego. Puedes jugar alegremente y seguro que puedes jugar bien. Si puedes jugar bien, la gente dirá que tienes éxito.

No debes aspirar al éxito. Es una forma miserable de estructurar tu vida. Simplemente causarás dolor y sufrimiento, a ti mismo y a todos, porque tu idea de éxito ahora mismo es que todos deben estar debajo de ti, mientras que tú estás en la cima.

Esto no es éxito; esto es enfermedad. Nunca pienses: «Quiero tener éxito». Solo fíjate en cómo te conviertes en un ser completo, y encontrará expresión. Si encuentra una buena expresión, la gente a tu alrededor dirá: «¡Él tiene un éxito enorme!» Eso está bien. La gente debería reconocer que tienes éxito, pero tú no deberías pensar en cómo tener éxito. Esa es una forma muy equivocada de abordar la vida.

Vivir la vida al máximo

Una vez que has nacido como un ser humano, el potencial de lo que implica ser humano —todas las dimensiones de lo que eres— debe ser experimentado. Solo entonces yo diría que tienes éxito. Y la capacidad de explorar ese potencial, la audacia de explorar ese potencial, vendrá a ti cuando llegues a un estado dentro de ti mismo en el que no haya miedo al sufrimiento, que no importa cuál sea la situación de la vida, tu experiencia de la vida no se alterará.

En este momento, Isha está involucrada en dos docenas de proyectos sociales. Algunos de ellos son proyectos de gran tamaño, en Tamil Nadu y el resto del mundo. Pero yo no estoy ni un poco preocupado por el éxito de mi actividad. Si suceden bien, serán beneficiosos para muchas personas. Pero incluso si todo falla, seguiré siendo dichoso. Haré lo mejor que pueda, no hay duda de ello —porque no tengo nada que perder ni nada que ganar de cualquier manera—, pero el éxito de la actividad depende de una variedad de situaciones, y de la cooperación de millones de personas. Sin embargo, lo que suceda con estos proyectos o el éxito que tengan a los ojos del mundo no determinará mi experiencia de vida.

 

Si tienes que encontrar la plenitud, si tienes que conocer la alegría de realizar algo, solo la conocerás cuando tu acción sea total, al cien por ciento. En todo lo que hagas, si eres absolutamente cien por ciento, notarás que tu acción tendrá un cierto sentido de exuberancia. Mi actividad se extiende por casi 18 a 20 horas al día, siete días a la semana, 365 días al año. Tal vez en la mente de alguien más esto parecería esclavitud. No es así para mí porque paso mis días en una exuberancia absoluta, y es igual para mucha gente a mi alrededor. Esto es éxito, si quieres llamarlo así, pero lo que yo diría es, esto es vida.

Nota del editor: Este artículo es un extracto del libro electrónico “Ambition to Vision”, disponible en Descargas de Isha. Aún no se encuentra traducido al español.